SEGUINOS

POSADAS

Algas en el río Paraná: recomiendan no ingresar a balnearios donde se detecten manchas verdes en la superficie

Días atrás el río Paraná apareció teñido de verde. Se trata de cianobacterias (algas) provenientes de la alta cuenca de Brasil y Paraguay. Desde la Facultad de Ciencias Exactas, Químicas y Naturales de la Universidad Nacional de Misiones de la Unam informaron sobre esta problemática y recomendaron no ingresar a balnearios donde se detecten manchas verdes en la superficie.

Yacyretá informa sobre detección de algas en el río Paraná

Alertan que la bajante pronunciada del Paraná hace emerger un problema, la proliferación de algas tóxicas

Esa coloración es producida por las floraciones de cianobacterias –también llamados bloom de algas- detectados desde la zona de Puerto Libertad (norte de Misiones), aguas debajo de Itaipú, hasta Corrientes, según señala el monitoreo de la calidad del agua en el embalse de Yacyretá. El mismo fue publicado el martes 1 del corriente, por la Entidad Binacional Yacyretá (EBY) y ha sido desarrollado en el marco de un convenio con la FCEQyN.

“En los balnearios donde se observen manchas verdes sobre el agua, no se debe ingresar. En los lugares donde no se detecten estas manchas, sí se puede hacer uso recreativo con la prevención de tomar una ducha después de salir del agua, y evitar sumergir la cabeza”, señaló a InfoExactas, la magíster Norma Meichtry, del proyecto Comunidades Planctónicas y Bentónicas de la FCEQyN.

En el marco del convenio con la EBY, este proyecto tiene a cargo el monitoreo bimensual en más de 30 estaciones que se implementan a lo largo del Río Paraná, hasta el embalse Yacyretá. Realizan esa actividad hace más de tres décadas.

Efectos en la salud

Algunas especies de estas cianobacterias o algas verdes azules pueden ser potencialmente tóxicas y tornarse peligrosas cuando el número de células supera ciertas concentraciones. Especialmente en niños, adultos mayores y mascotas.

La exposición a las algas puede causar problemas leves como dermatitis, conjuntivitis, cefaleas, vómitos, gastroenteritis; o problemas de toxicidad más graves con efectos agudos y crónicos hepatotóxicos, neurotóxicos y promotor de cáncer hepático.

Impacto en la flora y fauna del río

En cuanto al posible impacto en la flora y fauna del río, Meichtry indicó que “las floraciones tendrían que ser casi continuas y estar en densidades muy elevadas para que pudieran causar daño o acumulación de toxinas en la cadenas alimentarias en corbículas o bivalvos (almejas) o en los músculos de los peces”.

“Eso no ocurre. Actualmente las densidades son altas pero no tanto como para causar esas consecuencias”, indicó la investigadora.

¿Por qué aparecen las manchas?

“En general la aparición de floraciones no es producto de un solo factor”, señaló Meichtry. “Los períodos de sequía prolongada con escasas lluvias y bajo caudal del río por falta de precipitaciones en la alta cuenca en Brasil, contribuyen en gran medida a las proliferaciones de cianobacterias”, aportó.

Además, el efecto del caudal bajo, con menor velocidad de la corriente (aguas quietas) favorece las floraciones o proliferaciones. La época del año –desde la primavera hasta principios del otoño– es un factor importante: “las épocas con temperaturas del agua de alrededor de 24 grados centígrados contribuye a que aumente el número de cianobacterias”, señaló, agregando que otro factor es la disponibilidad de nutrientes, principalmente fósforo y nitrógeno.

Según señala el informe publicado por la EBY, se espera que las concentraciones de algas vayan en aumento.

¿Se puede evitar la proliferación?

“En un ambiente del tamaño del Río Paraná es casi imposible prevenir estos eventos. Siempre que se den las condiciones ambientales necesarias las cianobacterias proliferan”, indicó Meichtry. Y volvió a recalcar los cuidados que debemos tener para evitar el contacto o el consumo del agua cuando presenta las características mencionadas.

Desde el InBioMis

También desde el Instituto de Biotecnología de Misiones publicaron información brindada por parte de la Dra. María Kolman, investigadora asistente CONICET, quien trabaja en cianobacterias del NEA, evaluando el impacto en ambientes acuáticos y bioprospección para su uso en agricultura sustentable.

“El fenómeno de floración se produce cuando hay disponibilidad de nutrientes, temperatura y poco movimiento de agua.

El contacto directo con estos organismos pueden causar problemas gastrointestinales y en la piel, principalmente en los niños pequeños Algunas especies producen toxinas que afectan el hígado o al sistema nervioso. En casos graves, pueden provocar la muerte. No solo afectan a humanos, sino también a animales. Si el agua está con color verde, evitá el uso recreativo”.

Descargar Semanario Seis Páginas
-