SEGUINOS

POLICIALES

Analizan utilizar la figura del “Femicidio vinculado” para el caso del hombre que mató a su hija de dos meses en Iguazú

Mario Antonio Da Silva (40) está imputado del delito de “Homicidio calificado por el vínculo” tras haber ultimado a su beba de dos meses de un balazo, la semana pasada en Puerto Iguazú. El lunes lo llevaron ante el juez de Instrucción Martín Brites y se abstuvo de declarar. Ahora, se analiza si su caso puede encuadrarse en otra figura, que es la del “Femicidio vinculado”. Se entiende como Femicidio vinculado a la acción de un violento que mata a una persona allegada a su pareja o ex pareja para causarle el mayor daño posible.

El hombre mató a su hija Anacarla en medio de una discusión con su pareja Natalia, quien le habría reprochado que bebía alcohol en exceso y que si eso se repetía, ella lo dejaría. El hombre, enojado, tomó un aire comprimido que había modificado para disparar balas verdaderas y amenazó a la chica que dispararía si decidía irse. Segundos después, jaló del gatillo. La secuencia surge de lo que la propia muchacha le contó a la Policía.

El proyectil dio en el costado derecho del tórax de la beba, perforando en su camino el hígado, el estómago y uno de los pulmones. Esas lesiones le causaron la muerte.

Cuando recibió el disparo, la chiquita dormía en su cochecito. El hombre fue arrestado poco después y ahora afronta un futuro oscuro. De mantenerse la calificación actual en el expediente o si se modifica, recibiría una dura condena de encierro.

Descargar Semanario Seis PáginasDescargar Semanario Seis Páginas


-