SEGUINOS

POSADAS

Apertura de la cuarentena: complejos deportivos y canchas de fútbol esperan aprobación de protocolos

“Las medidas de respaldo económico no están resultando y el problema no da para más”, dijo Alejandro Ocampo del Complejo Punta Lara ante la inquietud de colegas del sector que esperan poder sumarse a las actividades exceptuadas de la cuarentena bajo estricto protocolo.

En ese marco, el propietario recalcó que “hay algunas disciplinas, como la habilitación del fútbol en sí, que no tienen las reservas esperadas”. “Realmente no conviene ir a un Complejo pagar una hora de 4 personas de una cancha a ir a un gimnasio y pagar la cuota, se encarece demasiado”, señaló.

Entre algunas de las actividades deportivas habilitadas están los entrenanemientos de fútbol, los gimnasios, predios, zumba y clases de baile. “Recién largamos pero la gente consulta. Mucha gente que se quiere distender atiende a este tipo de deportes”, contó Ocampo.

Sin embargo hay “poca reserva” en las canchas. “Yo tengo otras actividades pero hay colegas que no recibieron ni un tipo de actividad ni dentro de Posadas ni en el interior de Misiones. Las medidas de respiro económico no están dando resultados, el sector está muy golpeado”, manifestó.

“El problema no da para más. Hay canchas que están cerrando y están tomando medidas extremas de reducción de personal. Esto se está poniendo un poquito más pesado”, comentó el propietario del Complejo.

En la misma línea explicó que, a través del protocolo presentado, “la gente puede ingresar controlada a hacer entrenamientos de 20 minutos y 40 minutos de fútbol distendido, por ejemplo”. “Llevamos registro de quienes ingresen, tomamos la temperatura. Estamos trabajando en sinergia con los que toman decisiones”, agregó.

Además, cada persona firmaría una declaración jurada antes de ingresar, en la cual debería responder preguntas referidas a contacto previo con personas infectadas o con síntomas, lugares de concurrencia, síntomas propios y de familiares, datos personales y número de teléfono.

La idea es que se pueda jugar al fútbol de manera reducida, es decir, con menor cantidad de gente. “No canchas grandes los fines de semana ni campeonatos”, aclaró Ocampo.

Por otra parte, el sector comienza a analizar nuevas tarifas. “No hay un gran incremento porque entendemos la situación pero hay nuevos costos que asumir, como el termómetro infrarrojo. Hay que invertir y estamos dispuestos porque queremos trabajar”.

Descargar Semanario Seis PáginasDescargar Semanario Seis Páginas


-