SEGUINOS

NACIONALES

Aporte Solidario llega también a quienes se radicaron en el exterior este año

Aquellos contribuyentes que este año decidieron tramitar su residencia fiscal en Uruguay atraídos por las generosas rebajas de impuestos del Gobierno del presidente Luis Lacalle Pou, no podrán evitar quedar alcanzados por el Aporte Solidario, advirtieron especialistas.

Según destacó el tributarista Sebastián Domínguez, el texto del proyecto de ley que aprobó la Cámara de Diputados y que ahora pasó al Senado establece que las personas que eran residentes en Argentina al 31 de diciembre de 2019 tendrán que abonar el tributo, aunque ya no lo sean, al igual que aquellas que se pudieran haber desprendido de sus bienes hasta 180 días antes de que entre en vigencia la nueva norma.

“Se trata de dos casos. Uno son los que este año se dieron de baja fiscalmente en Argentina. Tendrán que pagar porque eran residentes al 31 de diciembre, sobre la base de los bienes actuales que puedan tener aquí y en el exterior”, explicó Domínguez. El otro caso, señaló, es de las personas que este año se desprendieron de sus bienes que tendrán que abonar con una retroactividad de seis meses respecto del momento en que entre en vigencia la norma. Se trataría de personas que cuando en abril se comenzó a discutir sobre la posibilidad de aplicación del gravamen apuraron operaciones de donación o transferencia de bienes a fideicomisos del exterior con la finalidad de evitar el pago. Para Domínguez esas maniobras “no son elusión” porque a ese momento el impuesto no estaba en vigencia.

Si bien la norma no habla específicamente de las radicaciones en Uruguay, la mayoría de los argentinos que partieron este año eligieron ese destino. También hubo en menor medida en Paraguay y Estados Unidos.

Ezequiel Passarelli, director de Impuesto del estudio SCI, explicó que “primero hay que tener en cuenta que se toma la residencia al 31 de diciembre de 2019 que es el criterio para determinar si pagan o no. Pero se toma la foto patrimonial a la fecha de entrada en vigencia del impuesto”. También indicó que “se incluye una cláusula antievasión y antielusión que determina que cualquier cosa que pudieran haber hecho las personas para evitar el pago para la AFIP no existe con una retroactividad de 180 días”. El especialista además indicó que de acuerdo con el Artículo 3 de la norma, “tampoco tendrán validez los trust a los efectos del impuesto”. “Si una persona, por ejemplo, tenía $210 millones y puso en un trust $100 millones, en teoría ya no le pertenecen, sino que son titularidad del trust, pero eso no se tomará en cuenta para el impuesto”, explicó el especialista.

Fuente: Ámbito.

Descargar Semanario Seis Páginas
-