SEGUINOS

POSADAS

“Apuntamos a sanar el tejido social dañado”, el diálogo para solucionar los conflictos vecinales

Valeria Cáceres, directora de Capacitación y Formación de los Centros de Resolución de Conflictos de la ciudad, habló sobre el trabajo de las 11 delegaciones que buscan solucionar los conflictos vecinales a través del diálogo.

“Puntualmente venimos con un trabajo en todos los barrios, con una cogida muy buena de parte de la gente, lo que nos da la pauta de la falta que hacen estas metodologías y estos espacios de diálogo, donde el vecino encuentra contención y respuesta al alcance de la mano”, señaló Cáceres.

Se trata de 11 Centros que permiten al vecino el acceso a  la Justicia, la mediación y el fortalecimiento social. “Esto nos permite brindar tres servicios:  mediación, asesoramiento legal primario y la contención psicosocial, teniendo en cuenta la conflictividad de la que se trate”, explicó.

“Apuntamos a sanar el tejido social dañado. Partimos de la base que la gente muchas veces no reacciona de forma violenta ante un conflicto porque es mala, sino porque no conoce otra manera. De esto se trata nuestro desafío, que el diálogo como canal de gestión de conflictos es mucho más eficiente, económico y satisfactorio que las trompadas o los portazos”, resaltó la directora.

En un rápido balance sobre un total de las intervenciones trabajadas, Cáceres destacó que “En más del 65% de los casos nosotros llegamos a acuerdos. De esos acuerdos arribados, más del 80% se cumplen en el tiempo, lo cual nos da la pauta que el conflicto se solucionó”.

Los conflictos dependen de cada barrio, ya que cada uno tiene características diferentes. En este sentido, Cáceres señaló: “En los barrios céntricos tenemos algunas cuestiones de medianería y mucho de ruidos molestos”. En tanto, en los barrios más alejados el conflicto suele ser de convivencia y “hay cuestiones como la falta de ordenamiento territorial y la falta de mediación de la tierra”.

Descargar Semanario Seis PáginasDescargar Semanario Seis Páginas


-