SEGUINOS

INTERNACIONALES

Arde Minneapolis: protestas por violencia racial y periodistas arrestados

A las más de 100 mil muertes por coronavirus en Estados Unidos, se sumaron las protestas en diferentes estados en contra del racismo tras el asesinato de George Floyd, un hombre negro atrapado por un delito no violento y que, esposado y desarmado, suplicó por aire al agente de policía que se arrodillaba sobre su cuello.

En el tercer día de manifestaciones, el jueves por la noche un grupo de protestantes incendió una comisaría abandonada en Minneapolis. Un vocero policial informó que la Comisaría Tercera, que se había convertido en el foco de las protestas, fue evacuada “en interés de la seguridad” del personal oficial.

Un video difundido por la televisión local muestra imágenes de los manifestantes entrando al edificio mientras suenan las alarmas de incendio y se activan los rociadores para apagar el fuego. También se puede ver al grupo prendiendo fuego una campera del Departamento de Policía de la norteña Minneapolis, estado de Minnesota.

El alcalde de dicho estado, Tim Frey, reapareció en la alcaldía en torno a las 2 de la mañana y ordenó evacuar el recinto al señalar que se había vuelto peligrosos permanecer en el lugar. “Lo que hemos visto en las últimas horas y las últimas dos noches aquí en términos de saqueo es inaceptable”, afirmó Frey quien, sin embargo, subrayó que es un momento de “mucho dolor y enojo” en la ciudad.

Arde Minneapolis: protestas por violencia racial y periodistas arrestados

#InternacionalesA las más de 100 mil #muertes por #coronavirus en #EstadosUnidos se sumaron las #protestas en diferentes estados en contra del #racismo tras el #asesinato de #GeorgeFloyd, un hombre negro atrapado por un delito no violento y que, esposado y desarmado, suplicó por aire al agente de #policía que se arrodillaba sobre su cuello. Más info en 📲 #C6Digitalhttps://www.noticiasdel6.com/arde-minneapolis-protestas-por-violencia-racial-y-periodistas-arrestados/

Posted by Canal Seis Posadas on Friday, May 29, 2020

Poco antes, el presidente Donald Trump, había criticado la “falta total de liderazgo” en Minneapolis. “Solo hablé con el gobernador Tim Walz y le dije que el ejército está con él todo el tiempo. Cualquier dificultad y asumiremos el control, pero cuando comience el saqueo, comienza el tiroteo”, escribió en un mensaje que Twitter ocultó por considerar que “glorifica la violencia”.

“Estos MATONES están deshonrando la memoria de George Floyd y no dejaré que eso suceda. Acabo de hablar con el gobernador Tim Walz y le dije que el Ejército está con él a fondo. Cualquier dificultad y asumiremos el control pero, cuando empiecen los saqueos, empieza el tiroteo. ¡Gracias!”, tuiteó también el mandatario.

Durante la jornada, se vieron imágenes inauditas. Una de ellas fue la del cronista de la CNN Omar Jimenez, afrodescendiente, que fue detenido en vivo por televisión nacional mientras cubría junto a su equipo el estallido en el lugar. A las 05.11 hora local (10.11 GMT), dos oficiales se acercaron, le quitaron el micrófono, lo esposaron y lo llevaron detenido. Todo fue transmitido en directo por la televisión nacional.

En este marco, la cuenta oficial de comunicaciones institucionales de CNN tuiteó pidiendo la liberación inmediata del periodista. “Un reportero de la CNN y su equipo de producción fueron arrestados esta mañana en Minneapolis por hacer su trabajo, a pesar de identificarse. Una clara violación de sus derechos de la Primera Enmienda. Las autoridades de Minnesota, incluido el gobernador (Tim Walz), deben liberar a los tres empleados de CNN inmediatamente”.

Las repercusiones por el asesinato de Floyd, de 46 años, asfixiado por un policía blanco de Minneapolis, traspasaron las fronteras de las protestas de la población afroamericana, donde el jueves por la noche hubo un muerto y nuevas manifestaciones en Nueva York, en una espiral de repudio contra la discriminación policial en la que se involucraron figuras del deporte, la cultura y el periodismo.

El jueves, un centenar de personas se manifestaron en Union Square (Manhattan), con barbijos por el coronavirus y carteles de repudio al asesinato de Floyd, vigilados de cerca por decenas de policías. Desde allí, recorrieron varias calles de la ciudad al grito de las últimas palabras de la víctima: “no puedo respirar”, exigiendo justicia.

En ese marco, otro hombre murió por disparo de bala y al poco tiempo la policía informó la muerte como homicidio, diciendo que tenían a un sospechoso bajo custodia, aunque todavía trataban de determinar las circunstancias que llevaron al tiroteo.

Algunos manifestantes se movilizaron también en California, bloqueando una autopista de Los Ángeles y destrozando los vidrios de algunos patrulleros. Este viernes se sumaron más hechos de violencia cuando siete personas fueron baleadas en Louisville, la ciudad más grande del estado norteamericano de Kentucky, en el momento en que manifestantes reclamaban justicia para Breonna Taylor, una mujer negra asesinada a tiros por la policía en su casa en marzo.

Así lo informó la policía local en un comunicado, que agregó que al menos una de las personas heridas estaba en estado crítico y que se produjeron “algunos arrestos”, sin proporcionar el número ni explicar las causas del tiroteo, informó CNN.

#JusticeForGeorgeFloyd

Darnella Frazier, que pasaba por la calle, sacó su celular y grabó la escena en la que Floyd, esposado y desarmado, quedaba inconsciente bajo la presión de la rodilla del agente de policía que lo había detenido.

El lunes, los agentes respondieron a una llamada por uso de dinero falso y se acercaron al vehículo de Floyd. Según la policía, le dijeron que saliera del auto y él se resistió. “Los agentes esposaron al sospechoso y se dieron cuenta de que parecía sufrir un problema médico”, se lee en un comunicado oficial.

El video publicado por Frazier en redes sociales no muestra cómo empezó la confrontación pero sí a un agente blanco con su rodilla sobre el cuello de Floyd, que está tumbado en el piso. “No puedo respirar, no me maten”, se lo oye decir.

Detención y asesinato de George Floyd

Seguidamente, el detenido deja de moverse y una ambulancia llega para llevarlo al hospital, donde se declaró su muerte. Los agentes identificados son Chauvin, Tou Thao, Thomas Lane y J Alexander Kueng.

El martes, la policía de Mineápolis anunció el despido de los cuatro agentes que participaron en el caso mientras el FBI abrió una investigación al respecto. Chauvin, de 44 años, ya contaba con antecedentes por uso excesivo de la fuerza en sus años de servicio y fue detenido esta semana, aunque se desconocen los cargos.

En redes sociales como Instagram y Twitter, personas de todas partes del mundo manifiestan el repudio al racismo bajo los hashtags #JusticeForGeorgeFloyd y #BlackLivesMatter. Asimismo, se utiliza el hashtag #ICantBreathe, las últimas palabras de Floyd.

 

 

 

– Con información de BBC y Perfil

Descargar Semanario Seis PáginasDescargar Semanario Seis Páginas


-