SEGUINOS

ECONOMIA

Argentina pagó intereses al FMI en medio de la negociación con los bonistas

Esta semana, mientras trabaja con los acreedores para negociar los términos de un acuerdo de reestructuración de deuda externa por US$65.000 millones, Argentina pagó intereses al Fondo Monetario Internacional, según confirmaron voceros del Banco Central.

El país realizó un pago de intereses trimestral de US$320 millones a principios de esta semana, según dos personas con conocimiento directo del asunto. La transferencia de fondos se produce en un momento en que la Argentina retrasó los pagos de intereses a sus tenedores de bonos extranjeros para tratar de llegar a un acuerdo de reestructuración antes del 8 de mayo. Si no se llega a un acuerdo antes del 22 de mayo, el país caería en default por novena vez.

En una entrevista el miércoles, el ministro de Economía, Martín Guzmán, se negó a decir si se había cumplido el pago, pero confirmó que el gobierno había seguido haciendo pagos de intereses sobre la deuda multilateral hasta que se lanzó una oferta oficial a los tenedores de bonos a mediados de abril.

Según su programa actual, los próximos pagos de Argentina al FMI son en agosto y noviembre. El vocero del FMI, Gerry Rice, dijo este jueves en una conferencia en línea que el Fondo tiene la esperanza de un acuerdo con una alta participación de los acreedores que restablezca la sostenibilidad de la deuda, y que el organismo está listo para ayudar a al país.

En medio de las conversaciones con los acreedores privados, Argentina está buscando un nuevo programa con el FMI para reemplazar un préstamo récord de US$56.000 millones. Antes de que el país pueda recibir un programa de préstamos revisado, el organismo debe completar una revisión periódica clave conocida como Artículo IV. Aunque eso se discutió por primer vez en una reunión del G20 en febrero, Argentina y el Fondo aún no avanzaron en la revisión, según una persona cercana al proceso que no está autorizada a hablar en público.

La revisión del Artículo IV del FMI podría integrarse en las conversaciones sobre un nuevo programa después de que finalicen las negociaciones de reestructuración de la deuda con los acreedores privados, dijo la persona. Argentina tampoco solicitó préstamos al FMI ni financiamiento adicional para evitar el incumplimiento.

Si el país no logra llegar a un acuerdo con los bonista y entra en incumplimiento, no necesariamente quedará excluido de la financiación del FMI, gracias a una política conocida como “lending into arrears”, agregó la fuente.

En tanto, un portavoz del Fondo dijo que no había actualizaciones sobre las fechas o el proceso para el Artículo IV de Argentina o las conversaciones del programa. A principios de esta semana, Guzmán aseguró que el país no haría un pago de mayo al Club de París y estaba en conversaciones para retrasar aún más esa deuda. Asimismo, comentó en una entrevista el miércoles que sus miembros eran “receptivos” a la solicitud argentina.

 

 

 

Fuente: Perfil.

Descargar Semanario Seis PáginasDescargar Semanario Seis Páginas


-