SEGUINOS

Salud

Aseguran que el Covid-19 permanece hasta 25 días en aguas no tratadas

Hasta el día de hoy se sabía que para combatir el coronavirus era muy importante la higiene personal con el lavado de manos y no tocarse ojos, boca y nariz, además de mantener la distancia social correspondiente y hacer uso de los barbijos. Pero en las últimas horas se conoció un dato revelador gracias a un estudio: el Covid-19 puede permanecer hasta 25 días en el agua.

A esa conclusión llegó un equipo de investigadores polacos y británicos tras investigar qué ocurre con aguas no tratadas para su potabilización en 39 países. Entre ellos, las mayores concentraciones del virus las hallaron en el Reino Unido, España y Marruecos.

Los especialistas investigaron en ríos y otros cuerpos de agua contaminados con materia fecal humana y en su trabajo intensivo observaron que se puede presentar una concentración de 100 copias del virus por cada 100 mililitros de agua.

Además, los expertos aseguraron que una persona que ingiera dicha cantidad de líquido en las 24 horas posteriores a la contaminación, podría recibir una dosis total de más de 468 copias del coronavirus, lo que representa una alta probabilidad de contagio por COVID-19.

Estos datos pertenecen a un trabajo presentado en la publicación MedRxiv, que de todos modos aclara que muchos de estos estudios necesitan aún mayores etapas de comprobación.

Cuando la pandemia estaba plenamente instalada en Europa, hubo trabajos que se hicieron en ciudades como París para detectar el COVID-19 en los desagües cloacales.

El trabajo advierte que “es posible que la sobrevida del COVID-19 en ese ambiente afecte a países que toman agua de reservorios y que no tienen los tratamientos adecuados para potabilizar el agua y tratar los deshechos cloacales”.

Además, advierte que la comida guardada en refrigeradores, pero que estaba contaminada al momento de su almacenamiento, puede permanecer en esa condición peligrosa hasta 25 días.

Desde ese conocimiento, se recomienda hervir esos alimentos en agua potable o apta para beber, ya que elimina por completo al virus.

El trabajo concluye que “las consecuencias en sistemas de agua fresca, el medioambiente costero y que el virus resurja es materia de discusión y debe ser sometida a nuevas comprobaciones”. Pero estos datos obtenidos ya generan un alerta en la lucha contra la pandemia que azota a todo el mundo.

Fuente: Diario 26.

Descargar Semanario Seis PáginasDescargar Semanario Seis Páginas


-