Noticiasdel6.com Todas las noticias Shopping del 6 Seis Páginas Deportes en el 6 Radio Misiones Jorge Kurrle Jorge Kurrle

Autoimagen: qué determina en cada persona y cómo mejorarla

Sociedad

El poder de la autoimagen puede marcar límites o ayudar al crecimiento personal. Todo depende de uno mismo.


El coach y conferencista internacional, Samuel Matías Saucedo, visitó los estudios de C6Digital para hablar del poder de la autoimagen. “Marca un tope en mi vida. Si tengo una mala imagen o una percepción distorsionada, va a limitar mucho mis relaciones y mis logros”, dijo en diálogo con Jorge Kurrle.

“Todo empieza conmigo mismo. Es un principio que se encuentra en la Biblia: hay que apreciar y amar a las personas como a mí mismo. La autoimagen es un reflejo mental que vamos construyendo de nosotros mismos. Esto se basa en las experiencias que tenemos, en cómo fuimos criados, qué sucedió en el periodo de educación, entre otros momentos de la vida. Son etapas que, de alguna manera, van distorsionando lo que somos”, explicó. En resumen, la autoimagen es distorsionada por antecedentes, experiencias, relaciones y educación.

Es por eso que “si no conozco quién soy, cuáles son mis valores, fortalezas y habilidades, probablemente me voy a dejar guiar por las opiniones de los demás y por lo que formaron en mí”. “Eso no me permite ver posibilidades ni todo el potencial que hay dentro de mí porque hago foco en los detalles marcados por los demás”, señaló el coach.

Somos personas que estamos en construcción, por eso me encanta la imagen del gato mirándose y viendo un tigre o un león. Habla del potencial que vos podes llegar a ser. Me tengo que relacionar para ser la mejor versión de mí mismo, porque es lo que me va a dar oportunidades”, subrayó el profesional.

En ese sentido, agregó que una persona que no tiene una buena autoimagen de sí misma, no puede ver posibilidades en sus hijos ni tampoco en su pareja, dado que la autoimagen determina cuatro cosas importantes:

  • Cuánto creo en mí mismo;
  • cómo veo a los demás;
  • cómo los demás me ven;
  • y mi futuro.

“Impacta en muchísimas áreas de mi vida y puede limitarme o ayudarme a crecer aún más, si puedo ver que soy alguien en construcción y que con el trabajo adecuado, puedo ser cada día mejor. La vida plena se trata de poder estar bien con uno mismo”, concluyó Saucedo.