SEGUINOS

DEPORTES

Automovilismo: remarcan la necesidad del regreso de la actividad

El aislamiento social, preventivo y obligatorio detuvo la mayoría de las actividades, con las implicancias negativas notorias en la economía. El deporte no es la excepción, y cada disciplina se enfrenta ante los diferentes escenarios que arroja como consecuencia la inesperada detención.

El automovilismo, el segundo deporte en popularidad y tradición en el país, reclama con urgencia por la vuelta a las pistas, a la espera de la definición del Gobierno nacional para llevarla a cabo. “Nos estamos fundiendo”, es el reclamo de muchos equipos que tienen las persianas bajas o en algunos casos las levantaron para desempeñarse como taller mecánico convencional, a la espera del regreso del vértigo y la acción.

Más allá de la pasión por los fierros, el automovilismo significa una industria por sí misma, compuesta por muchas PYME de las que dependen cerca de 55.000 familias y que generan, en una temporada, más de 4.700 millones de pesos, sólo por el desarrollo deportivo de las principales categorías de pista a nivel nacional, como son el Súper TC2000, el Turismo Carretera, el Top Race y el Turismo Nacional.

Al margen de las variantes que ofrece el automovilismo, tanto la actividad en pista, como en rally y por supuesto en el karting, tiene sus desarrollos zonales o regionales, que conforman un universo nutrido en todo el país. Con competencias en cada rincón de Argentina (hay autódromos desde Tierra del Fuego a Jujuy), se registran cerca de 13.800 federados. A la actividad convencional, también se suma otra disciplina que se encuadra dentro del automovilismo: las “picadas” (siempre de manera oficial, sin alentar las clandestinas en la vía pública), que alcanzan la asombrosa cifra de 7.000 federados en la AAV de todo el país.

En cuanto a las competencias, la Comisión Deportiva Automovilística (CDA) del Automóvil Club Argentino (ACA) cumplirá lo que se determine desde la Federación Internacional del Automóvil (FIA). El Súper TC2000 definió una serie de medidas, junto con el cuerpo de Infectología, para elaborar un protocolo aplicable a la vuelta de la actividad. Pero la última palabra llegará con las disposiciones gubernamentales.

Descargar Semanario Seis PáginasDescargar Semanario Seis Páginas


-