SEGUINOS

INTERNACIONALES

Bolsonaro quiere un juez evangélico en la Corte Suprema de Brasil

En una muestra más de su compromiso con el electorado evangélico, que ayudó a llevarlo a la presidencia, Jair Bolsonaro, presidente de Brasil afirmó ayer que pretende designar a un juez  evangélico en la Corte Suprema cuando se abran las vacantes esperadas para los próximos años.

Bolsonaro es originalmente católico pero en el año 2016 fue bautizado en el río Jordán, en Israel, por el pastor evangélico Everaldo Dias Ferreira, presidente del Partido Social Cristiano (PSC). Además, la primera dama, Michelle Bolsonaro, es una ferviente evangélica y acostumbra ir acompañada por su esposo a los servicios religiosos en su iglesia neopentecostal. El mes pasado, Bolsonaro fue el primer presidente brasileño en participar de la Marcha por Jesús, que todos los años reúne a multitudes en San Pablo.

Al menos dos vacantes en el STF quedarían libres durante el mandato de Bolsonaro, ya que en 2020 debería jubilarse obligatoriamente Celso de Mello y, al año siguiente, Marco Aurelio Mello. El mes pasado, cuando el STF falló a favor de la criminalización de la homofobia y la equiparó al racismo, Bolsonaro apuntó que en la Corte debería haber algún miembro evangélico para lograr un equilibrio.

Descargar Semanario Seis PáginasDescargar Semanario Seis Páginas


-