SEGUINOS

Justicia

Camino a la reinserción: Penal de Menores se sumó a la clínica de fútbol dictada por el ex futbolista Gustavo Semino

Algunos tomaban tereré, otros escuchaban música. Charlaban animadamente. Pero cuando se los convocó para detallarles la iniciativa, se agruparon de inmediato y con mucho entusiasmo se calzaron las zapatillas. El fútbol los llamaba para darles la libertad que, de momento, no tienen. Son los internos de la Unidad Penal IV, la Cárcel de Menores de Posadas, que este miércoles empezaron una clínica de fútbol dictada por el reconocido futbolista Gustavo Semino.

“El proyecto va más allá de la práctica del deporte, sino apunta a inculcarles valores, disciplina, herramientas. Son chicos que se van a reinsertar en la sociedad y necesitan hacerlo de la mejor manera posible”, explicó el instructor a Crimen y Justicia, el programa que se emite por Canal 6 Digital.

Estuvieron presentes el Director de la unidad, el alcaide principal Gabriel Bárbaro, el subdirector, alcaide Héctor Morinigo y la jefa de la Sección Educación y Cultura, alcaide General Carmen Vergara. Además, el presidente de la Comisión Provincial de Prevención de la Tortura, Eduardo Scherer y su equipo.

La UPIV alberga actualmente a 39 adolescentes y jóvenes. De ese total, sólo uno está condenado, los demás se encuentran en condición de procesados. El grueso se halla privado de su libertad por delitos en contra de la propiedad. También hay algunos encerrados por abusos sexuales.

Allí se dictan talleres de panadería y elaboración de pastas. Cuentan con una biblioteca y los reclusos pueden continuar sus estudios primarios y secundarios. Hay un área de apoyo psicológico y psicopedagógico y está en proyecto una huerta. Además, hay que sumar el sostén espiritual que reciben los chicos.

Semino comentó que el taller es financiado por la Comisión Nacional de Prevención de la Tortura y la coordinación local la hace la Comisión Provincial de Prevención de la Tortura junto al Servicio Penitenciario Provincial.

“Empezamos en la cárcel de Loreto y luego sumamos a la Unidad Penal V de Mujeres. Ahora les tocó a los chicos. Ellos están acá porque se equivocaron, pero no tienen que ser discriminados. Van a tener una segunda oportunidad y el deporte ayuda y mucho”, aseguró el ex futbolista, que pasó distintas categorías del fútbol argentino y que ahora se muestra muy comprometido con esta actividad de fuerte componente social.

Agregó que en principio los talleres serán una vez por semana, el tiempo que se pueda. “Será algo progresivo y va a depender de las ganas y del interés de los chicos”, adelantó.

Cual charla técnica, en el primer contacto con los internos, Semino les detalló la metodología y los objetivos que perseguía. La respuesta fue inmediata: “Cuándo empezamos”.

Sin darle importancia al calor, se armaron dos equipos y empezó la clínica, a media mañana. Los jugadores mostraron mucha habilidad. Abundaron los goles en un partido en el que el resultado no importó en lo más mínimo. Lo clave era la sensación de libertad al mover la pelota.

Descargar Semanario Seis Páginas
-