SEGUINOS

Salud

Campaña de prevención del Cáncer de Piel: los riesgos de las camas solares

Empieza el verano y muchos se preparan para lucir la piel bronceada, incluso se adelantan al sol con sesiones de cama solar. Uno de los mensajes que se transmiten con mayor insistencia en el marco de la Campaña de Prevención del Cáncer de Piel es el riesgo de estos aparatos.

Las camas solares o camas de radiación ultravioleta son muchísimas veces más potente que el sol, predisponen al cáncer de piel más rápidamente que el sol acumulado. Cada sesión que se toma, aumenta los riesgos de cáncer de piel.

La Dra. Gabriela González Campos -médica dermatóloga y coordinadora de la Campaña de Prevención del Cáncer de Piel en Misiones- explica que no es saludable exponerse. “No hay que dejarse engañar por falsas publicidades. Camas de colágeno, cabinas, no son una realidad. No te prepares para el sol en camas solares. La ropa queda un poquito mejor, es verdad, ya tenemos ese chip puesto. Se pueden usar los autobronceantes que son cremas que se aplican sobre la piel, oxidan las células sobre la piel y dan un tonito que hace que te sientas un poco mejor con la ropa. No te dejes engañar, las camas solares producen cáncer de piel”, afirma.

Comenta también que quien toma cama solar antes de los 35 años tiene un cinco por ciento más de posibilidades de tener la enfermedad.

Entonces sugiere prepararse para el sol con sombrero, lentes y crema protectora. La medida consiste en untar dos dedos para la cara y nueve cucharaditas para el cuerpo. Es la cantidad indicada.

Descargar Semanario Seis Páginas
-