SEGUINOS

ECONOMIA

Carne: crecen las exportaciones pero hubo caída de consumo

Lo destaca un informe de la Cámara de Matarifes y Abastecedores de la República Argentina (Camya), entidad de la que forma parte el empresario misionero Abel Motte, quien al dar cuenta de los comportamientos de la producción, venta y consumo, reiteró que la reciente rebaja acordada por el Gobierno de la Nación con la industria frigorífica y el supermercadismo, no tendrá incidencia en el consumo.

El informe hizo notar que crecieron las exportaciones de carne vacuna en el último año, tras marcar un nuevo récord de 900 mil toneladas. De acuerdo a los datos publicados por el INDEC, en diciembre se embarcaron 49 mil toneladas peso embarque, equivalentes a unas 70 mil toneladas carcasa.

Consigna que en relación al mes previo la cifra marca una reducción del 26% mientras que, comparado con igual mes del 2019 la baja resulta en un 22% interanual. Sin embargo, en términos acumulados, el 2020 cierra con un total exportado cercano a las 900 mil toneladas equivalente carcasa, lo que marca un nuevo récord desde las 846 mil toneladas alcanzadas en 2019 y un crecimiento equivalente al 6,5% anual.

Cae el consumo de carne vacuna por habitante en 2020

Pero cae el consumo interno. El informe dice que confirmadas las cifras finales de exportaciones, es posible determinar con mayor exactitud que, de las 3.163 mil toneladas de carne (equivalente res con hueso) producidas durante el año pasado, el mercado local ha absorbido unas 2.274 mil toneladas totales, un 1,4% menos de lo registrado en 2019. En términos per cápita, este volumen arroja una media móvil considerando los últimos doce meses, de 50,4 kilos por habitante por año, un 2,3% inferior a los 51,6 kilos registrados un año atrás y 13% menos en relación a los 58 kg promedio consumidos hace diez años.

Es la reducción máxima aplicada sobre un conjunto de ocho cortes de carne vacuna que actualmente forman parte del acuerdo de precios rubricado la semana pasada entre el gobierno y representantes de la industria frigorífica y el supermercadismo. El acuerdo contempla la entrega de unas 6.000 toneladas mensuales, distribuidas a través de 1600 bocas de expendio con los que se aspira generar una referencia de precios para el resto del mercado ya que el acuerdo, per se, solo representa un 3% del consumo doméstico mensual. Fuentes del sector aseguran que el mismo no tendrá un efecto real significativo sobre el consumo.

Descargar Semanario Seis Páginas
-