SEGUINOS

Justicia

Caso Schoenfisch: el joven pidió declarar y negó haber atacado a los padres a balazos

Pablo Schoenfisch (18), el joven acusado de haber matado de un balazo a su madre Faustina Antúnez (57) y de haber herido en la misma agresión a su padre Arnaldo Schoenfisch (49), el pasado 14 de mayo en la localidad de Santiago de Liniers, declaró este miércoles ante el juez de Instrucción Uno de Eldorado, Roberto Saldaña. Negó los cargos que se le imputan, de acuerdo con lo que trascendió.

Fue la segunda vez que el muchacho era indagado. En la primera ocasión, tras ser imputado del delito de “homicidio calificado por el vínculo”, se abstuvo de declarar.

En los próximos días, el magistrado resolverá su situación procesal. Hay al menos tres testigos que comparecieron ante el juez que comprometieron la situación del sospechoso: un amigo, quien contó que los días anteriores al hecho Pablo andaba con dinero (hay versiones que indican que le había robado la tarjeta de débito a la madre), una empleada de la familia aseguró que encontró un revólver debajo del colchón del joven y que este le preguntó en una ocasión qué pasaría se él matara a sus padres, y el relato de un gendarme familiar de los Schoenfisch, quien recordó que el acusado le había preguntado cómo usar un arma de fuego y qué debía hacer para que no detectaran en sus manos rastros de pólvora.

En un pantalón del imputado pericias detectaron restos de pólvora, no así en sus manos. Se cree que utilizó guantes para abrir fuego contra sus padres, en la casa familiar del Kilómetro 36 de la ruta provincial 17.

Arnaldo Schoenfisch sufrió graves secuelas tras el disparo que le atravesó la cabeza. Perdió la visión en ambos ojos. Su esposa corrió peor suerte: murió a raíz del impacto que recibió. (Redacción original: noticiasdel6.com)

Descargar Semanario Seis PáginasDescargar Semanario Seis Páginas


-