SEGUINOS

Educación

Catamarca vuelve este martes a las escuelas y ya son tres las provincias que han regresado

A cinco meses de la suspensión de las clases presenciales en todo el país, Catamarca se convertirá este martes en la tercera provincia en volver a las aulas. Aunque con matices locales, reeditará la fórmula estrenada la semana pasada en San Juan y Formosa: será un regreso en escuelas de impronta rural, atado a un protocolo sanitario y bajo el formato de asistencia “voluntaria” de los alumnos.

El retorno se centrará en casi 15 mil estudiantes de 6to. grado y 6to. año (y segundo ciclo de educación para jóvenes y adultos) de 567 escuelas, ubicadas en 13 de los 16 departamentos. Será con tapabocas, distanciamiento y combinación de presencialidad/enseñanza remota, bajo la modalidad de “burbuja comunitaria” (sólo podrán asistir docentes y alumnos de cada localidad, sin intercambios con otros enclaves).

La provincia recién tuvo su primer caso de coronavirus a principios de julio (fue la que más resistió, sin registros durante 105 días) y hoy, en Fase 5, es una sub100, con 63 casos confirmados en su historial.

En San Juan (con 22 casos, el score más bajo del país), los alumnos convocados para el retorno operado la semana pasada fueron casi 10.500, con una asistencia -no obligatoria- que rondó el 70%. Y en Formosa (80 casos), fueron cerca de 9.800 estudiantes, de 408 establecimientos escolares.

Así, Catamarca baraja el número más alto de alumnos involucrados hasta el momento en este calendario escalonado de regresos, consensuado con el Ministerio de Educación nacional.

Como en los casos sanjuanino y formoseño, el acto de reinicio de la actividad en las escuelas será encabezado in situ por el gobernador,en este caso el peronista Raúl Jalil, con la participación remota de Trotta desde el Palacio Sarmiento. Será este martes a las 11 en la Escuela 288 “Juan Domingo Perón” de Hualfin, en el departamento de Belén.

“Catamarca se suma a San Juan y Formosa, 1eras. provincias que regresaron a clases (presenciales). Con el compromiso de sus gobiernos y de la comunidad educativa, partiendo de una realidad epidemiológica que lo hace posible, estamos dando pasos responsables para un regreso seguro a la escuela”, destacó Trotta.

El Ministerio de Educación nacional consensuó con los gobernadores el protocolo sanitario de base para un retorno progresivo a clases en distritos en Fase 5, que luego cada mandatario puede profundizar.

Del lote de provincias más avanzadas en ese regreso, dos -Santiago del Estero y San Luis- vienen de dilatar el retorno a a las aulas por los vaivenes de la curva de contagio, mientras que Santa Fe marcha a paso firme, con foco en localidades del centro-norte provincial, pero sin fecha oficial aún. Un escenario aún lejano para CABA.

En el marco de la imposibilidad aún de volver a clases presenciales en la Ciudad de Buenos Aires por la curva de contagios (el protocolo consensuado a nivel nacional apunta a distritos con baja o nula circulación viral), el Gobierno porteño analiza alternativas de recuperación de contenidos que incluyen la posibilidad de clases en verano y/o los sábados, y jornadas extendidas, con foco en 2021.

“Estamos diseñando una serie de mecanismos para que se pueda extender el tiempo de clases”, aseguró este lunes la ministra de Educación de Horacio Rodríguez Larreta, Soledad Acuña. “Estamos pensando en escuelas de verano para chicos y chicas que no hayan podido alcanzar los contenidos, en escuelas los sábados y en jornadas extendidas para este grupo, con un calendario el año que viene más extenso”, dijo, ante Radio Mitre.

Para esta semana esta previsto un encuentro entre Trota y Acuña para avanzar en la letra chica de una iniciativa porteña de abrir los gabinetes informáticos de las escuelas para alumnos con dificultades en el acceso a una computadora o en la conectividad. Para asistir, los estudiantes deberán sacar turno, y el tiempo máximo será de dos horas.

Pero Trotta remarcó, en cambio, que no están dadas las condiciones epidemiológicas para un retorno a las clases presenciales en CABA. Fue luego de que trascendiera un primer formato de acompañamiento porteño para 6.500 chicos que dejaron de vincularse con las escuelas, y que incluía asistencia a clase con protocolos. “Los vamos a ir a buscar casa por casa, porque los tenemos identificados con nombre y apellido”, para avanzar en “estrategias para que vuelvan a clase”, dijo este lunes Acuña.

Fuente: Ámbito.

Descargar Semanario Seis PáginasDescargar Semanario Seis Páginas


-