SEGUINOS

Educación

CEP N° 26: los docentes pagan la luz y el agua y limpian la escuela

Están funcionando desde el 2008. Primero lo hicieron en un galpón –dos años-, después  consiguieron que el Obispado de Posadas les cediera aulas que estaban destinadas a la catequesis. Desde hace 3 años obtuvieron un terreno, también merced a gestiones, pero siguen sin respuestas del Consejo General de Educación, respecto de la autorización del comodato, como de la aceptación de la donación del terreno como para iniciar las gestiones para la construcción del edificio propio.

 

Lo explica Liliana Tredici, directora de esta escuela secundaria desde su creación. Indica que desde entonces los docentes pagan de su bolsillo la luz y el agua que consume la escuela. “Hoy se trata de facturas de 2 y 3 mil pesos y se sabe lo complicada que está la situación. También nos hacemos cargo de la limpieza del edificio. El Consejo de Educación se comprometió a hacerse cargo de esas facturas este año 2019, pero hasta el momento eso no ocurrió”. Como tampoco se hizo llegar mobiliario: “hay alumnos que traen sillas de sus casas”.

El CEP es una escuela de nivel secundario que funciona con 100 alumnos. “No podemos recibir más porque no tenemos espacio. De hecho todos los años rechazamos entre 70 y 80 estudiantes”, indica la educadora confesando que está encariñada con la escuela. “Ha sido tantos los años de lucha que hoy es como de nuestra familia”. En total se desempeñan allí 20 docentes y maestros especiales. “Recibimos también alumnos especiales, así que hay maestros que están junto al profesor”, explicó. Para añadir que de todos los requerimientos de la escuela fue el Ministerio de Educación el que los escuchó “y se pudo encarar tareas de pintura, reparaciones, cielorraso y cableado eléctrico nuevo”.

Descargar Semanario Seis PáginasDescargar Semanario Seis Páginas