SEGUINOS

Salud

China enviará 10 millones de dosis de vacunas contra el coronavirus a países pobres

El vocero de la Cancillería china dijo que el plan obedece a un pedido de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el organismo de salud de la ONU, en momentos en que países pobres esperan poder compensar faltantes que se prevé durarán hasta marzo.

El portavoz no dio detalles sobre cuál de las vacunas chinas contra el coronavirus suministrará a Covax ni si se trata de una donación o una venta.

Covax, coordinada por la OMS y la Vaccine Alliance (Gavi), busca garantizar que países de bajos y medios ingresos tengan suficientes vacunas contra el coronavirus.

Naciones desarrolladas ya han acaparado una gran parte de los miles de millones de dosis que se espera sean producidas en los próximos meses en virtud de acuerdos con laboratorios mayormente occidentales.

“Esperamos que países de la comunidad internacional con capacidades se pongan en acción, apoyen a Covax a través de acciones prácticas, apoyen a la OMS, asistan a países en desarrollo para obtener vacunas y contribuyan a vencer la pandemia”, dijo Wang a periodistas, informó la agencia de noticias china Xinhua.

La OMS se haya en proceso para aprobar las vacunas chinas para su uso de emergencia, agregó. Covax se ha asegurado solo una pequeña fracción de los 2.000 millones de dosis que espera comprar este año.

El laboratorio estadounidense Pfizer prometió el mes pasado suministrar 40 millones de dosis de su vacuna contra la Covid-19 a través de Covax.

La iniciativa también consiguió 150 millones de dosis de la vacuna desarrollada por la firma sueco-británica AstraZeneca en alianza con la Universidad de Oxford.

China ya ha enviado grandes cantidades de su propia vacuna contra el coronavirus a países en desarrollo y alcanzado acuerdos bilaterales de compra o donación con al menos 27 naciones.

Solo en Turquía, la compañía china Sinovac Biotech Ltd firmó un contrato de venta de 50 millones de dosis. Dos compañías chinas, las estatales Sinopharm y Sinovac, están detrás del grueso de los esfuerzos para enviar vacunas contra el coronavirus al extranjero.

Ambas vacunas son con virus inactivo. El virus se cultiva, luego se mata y se purifica antes de darlo con la inyección.

Estas vacunas con virus inactivo parecen ser menos efectivas que las que usan ARN mensajero, como la de Pfizer, pero son más fáciles de transportar porque no requieren almacenamiento en ultrafrío, lo cual es un desafío para muchos países en desarrollo.

Una sola de esas vacunas, la de Sinopharm, ha sido autorizada para su uso en China. Ambas, sin embargo, fueron aprobadas para su uso de emergencia en otros países y están siendo activamente usadas en campañas de vacunación desde Emiratos Árabes Unidos a Brasil e Indonesia. Sinopharm dice que su vacuna tiene una eficacia del 79,3%.

Sinovac anunció inicialmente que la suya era en un 78% efectiva en casos sintomáticos, pero un estudio posterior en Brasil demostró que la eficacia cae a algo más de 50% en casos leves.

Fuente: Télam.

Descargar Semanario Seis Páginas
-