Noticiasdel6.com Todas las noticias Shopping del 6 Seis Páginas Deportes en el 6 Radio Misiones Jorge Kurrle

Clausuran un bar posadeño por no contar con autorización para un evento musical

Posadas

Un equipo de la Municipalidad de Posadas realizó la clausura en la noche del lunes del Bar Beerlin, ubicado en la costanera, donde estaba previsto un show de la banda Los Totora.

El operativo municipal desató un escándalo entre los presentes que -algunos visiblemente alterados- se resistieron a la implementación de la medida que se llevó a cabo por no contar con la autorización para la realización del espectáculo del grupo musical.

Para concretar la actuación de la banda invitada levantaron un cerco de madera y colocaron una media sombra. Debido a ello la Municipalidad labró el acta de infracción correspondiente además de otro por el evento artístico que no estaba autorizado.

Actas y clausura

En el informe de la Dirección de Seguridad Costanera se explica que se procedió a la clausura del local en mención, el Inspector Municipal actuante – del Area de la Dirección de Control Comunal-, constató las falencias que contaba el lugar, donde se llevaría a cabo un recital en vivo del grupo “Los Totora” y de la banda musical “Caramba”. “No contando con la habilitación correspondiente ante la Municipalidad de esta Ciudad, procediendo a labrar las Actas, sujetos a la Ordenanza en VI N° 14 , Decreto 1369/21, (deroga el 655/21) y que actualmente está en Vigencia la Ordenanza II N° 44 Código de Nocturnidad, que el establecimiento no está habilitado para recitales en vivo”.

Atento a esta situación se solicitó la presencia de efectivos de la UR-I, haciéndose presente los Móviles 3-948 dependiente de la Dirección Seguridad Costanera, Móvil 3-951, dependiente de la Comisaría de la Mujer Centro UR-I, Móvil 3-964 dependiente de la Comisaría Seccional Cuarta, Móvil 3-982 dependiente de la Comisaría Seccional Primera, División Comando Radioeléctrico, quienes colaboraron con el correspondiente despeje.

Según se dejó constancia, se procedió a realizar el correspondiente despeje de manera pasiva, contabilizando la cantidad de 1.500 personas de público en general aproximadamente, invitándole a las personas a retirarse del lugar a la vez que explicaban el motivo de tal hecho.

El procedimiento finalizó a las 23 horas.