Noticiasdel6.com Todas las noticias Shopping del 6 Seis Páginas Deportes en el 6 Radio Misiones Jorge Kurrle Jorge Kurrle

Comisión de Prevención de la Tortura presentará denuncia penal contra el Comando Radioeléctrico II por los apremios ilegales en Comisarías de Oberá

Policiales Provinciales

El titular de la Comisión Provincial de Prevención de la Tortura, Eduardo Magno Scherer, dijo a C6Digital que el lunes por la tarde tomaron conocimiento informalmente de los casos denunciados de apremios ilegales ocurridos en una comisaría de Oberá. El martes presentaron un pedido de informe a la Jefatura de Policía a fin de que brinden detalles de lo ocurrido en forma oficial.

Paralelamente una comitiva del organismo se reunió con el Jefe del Comando Radioeléctrico de la Unidad Regional II Oberá, Comisario Mayor Héctor Araujo. Además, fue las comisarías 2da y 3ra para tratar de identificar quiénes habían sido detenidos esa noche, nueve personas en total, de los cuales una de ellas habría sido quien participó del video que se hizo viral.

Además, la comitiva encabezada por el abogado Fabián Mantau se dirigió a la Fiscalía del Juzgado de Instrucción donde tuvo acceso a la denuncia que efectuó una madre de dos mujeres, una de 16 años y otra de 21, que habrían sido las que filmaron lo que ocurrió la noche del sábado. Conversó con ellas y luego se dirigió a la comisaría 3ra donde se pudo identificar a la persona de donde provenían los gritos que se escuchaban, con alguna dificultad, en el video.

“Se habló, se entrevistó y se hizo el protocolo de rigor, ahora se está analizando de hacer la posibilidad de hacer la denuncia respectiva en la Fiscalía en turno”, comentó Scherer.

Según sostuvo, se mantuvo contacto con el Jefe del Comando quien dio explicaciones del caso mientras que la madre de las jóvenes explicó lo ocurrido y facilitó copia de la denuncia que presentó en la Fiscalía de Instrucción de Oberá. “También hablamos con las personas implicadas, eran nueve de los cuales uno de ellos habría sido la persona que fue pasible de la filmación, se recabó material fotográfico de la situación física en la que se encontraba como así también se le expresó si manifestaba el consentimiento para que la Comisión realizara la denuncia penal respectiva, lo que fue positivo y en este momento el doctor Mantau está trabajando en la redacción de la denuncia penal”, observó.

Scherer indicó que se publicaron a través de plataformas digitales, están circulando algunas denuncias respecto a otros procedimientos que habrían ocurrido en la zona aparentemente también por personal de la fuerza de seguridad que se desempeña en ese Comando Radioeléctrico. “Lo que va a ser objeto de investigación y obviamente, cuando recibamos las denuncias respectivas vamos a intervenir como corresponde”, consignó.

El responsable de la Comisión de Prevención de la Tortura observó que no es un hecho aislado que sucede en ese Comando y en tal sentido mencionó que el 13 de diciembre del año pasado habría ocurrido un hecho de similares características que involucraba a un adolescente de 15 años que también habría sido pasible de malos tratos por agentes de esa dependencia policial. “Lo que motivó que el 18 de ese mes podamos dialogar con los padres del menor a quien se le pudo tomar los datos y se realizó la denuncia en la Fiscalía de Instrucción N° 2 de Oberá y está en curso de investigación”, apuntó.

En tanto, Scherer recordó que el 31 de julio del año pasado recibieron una denuncia telefónica de vecinos del barrio Günther quienes manifestaban que personal del Comando Radioeléctrico II habrían infringido malos tratos a jóvenes de esa zona.

“Estos no son hechos aislados, son alegaciones sistemáticas y coincidentes donde se puede seguir un patrón de conducta que está siendo objeto de investigación y vamos a ver cómo resolvemos esto. Ojalá nos podamos sentar a la mesa con las autoridades y ver qué medidas tomar. También es importante destacar la postura de las autoridades políticas del Gobierno de la provincia que en forma permanente y constante nos manifiestan que trabajemos con total independencia, que se investigue hasta lo último y no se avalen este tipo de prácticas”, remarcó Scherer.