Noticiasdel6.com Todas las noticias Shopping del 6 Seis Páginas Deportes en el 6 Radio Misiones Jorge Kurrle

Cómo accionar legalmente ante calumnias e injurias

Posadas

Los abogados procuradores Marcelo Recalde y Federico Esquivel explicaron cómo accionar ante delitos que dañan el honor de las personas.


Los abogados procuradores, Marcelo Recalde y Federico Esquivel visitaron el piso de C6Digital para explicar los pasos a seguir ante la posibilidad de ser víctima de calumnias o injurias.

“El Ministerio Fiscal no puede accionar de oficio. Todos los medios de pruebas son factibles. En el caso de un celular se hace una captura, certificada por un escribano o alguna autoridad competente”, señalaron.

Con una larga trayectoria en el derecho, informaron que cuando ocurre un caso de este tipo, el primer paso es comunicarse con un abogado, que se encargará de indicar el mejor camino a seguir.

Los profesionales distinguieron que “la calumnia o falsa imputación aguarda con lo que es de interés público, mientras que la injuria es una manifestación maliciosa contra una persona, a la parte personal”.

“Hoy en día es muy utilizado el bozal legal, que es la prohibición o silencio para que las personas hagan una manifestación. Su fin es la protección del menor, pero con el tiempo se dictan fallos en donde esta medida cautelar es aplicada entre personas mayores”, advirtieron.

“Hay que hacer hincapié en asistir a un profesional”, concluyeron.

Cómo diferenciar una calumnia de una injuria

Aunque los delitos de injurias y calumnias tienen aspectos comunes, se trata de figuras distintas con importantes diferencias. Las injurias y calumnias vienen recogidas en el Título XI del Libro II del Código Penal, con el título de delitos contra el honor.

El delito de calumnias se comete cuando una persona le imputa a otra la comisión de un hecho delictivo con conocimiento de su falsedad o temerario desprecio de la verdad (artículo 205 Código Penal). Un caso típico sería que una persona acusa a otra de quedarse con dinero, de haber falsificado algún documento, etc. Es decir, acusa o propaga entre sus conocidos, familiares o vecinos que esa persona cometió un delito cuando sabe que es falso o carece de pruebas que lo acrediten.

En cambio, el delito de injurias castiga aquellas conductas o expresiones que una persona realiza contra otra y que van dirigidas a lesionar su dignidad, estima o fama, exigiéndose un ánimo de injuriarla (artículo 208 Código Penal).