SEGUINOS

Salud

Cómo cuidar los ojos cuando nos exponemos al sol

Muchos usuarios de anteojos son conscientes de que la radiación UV puede dañar gravemente sus ojos, pero con bastante frecuencia no toman las medidas adecuadas para proteger su visión. Algunos piensan que la protección UV sólo es necesaria en días soleados. Sin embargo, la radiación UV es omnipresente, durante todo el día, en días soleados o nublados, tanto en invierno como en verano.

Los estándares actuales de la industria como ISO 8980-3 estipulan una longitud de onda de 380 nanómetros (nm) como el límite superior para la protección UV en lentes transparentes. Esto significa que, hasta ahora, la mayoría de las lentes no protegen completamente el ojo de una persona de la radiación UV de alta energía, que aún es extremadamente potente en longitudes de onda de hasta 400 nm y representa un riesgo para la salud visual.

La radiación UV daña y puede acelerar el envejecimiento del ojo, causar cataratas, fotoqueratitis o provocar cáncer en los párpados. Es por esto que la protección UV total es tan importante. Alrededor del 40% de la radiación UV durante el día se encuentra entre los 380 y 400 nanómetros.

Particularmente estas ondas de radiación UV penetran más profundamente en el tejido, lo que las convierte en un posible factor de riesgo para el cáncer. Cinco a diez por ciento de todos los casos de cáncer de piel afectan los párpados, dado que están expuestos a la radiación UV de forma continua.

Los lentes con protección UV total pueden ayudar a reducir el riesgo. La radiación UV es un factor principal en el desarrollo de diferentes enfermedades oculares, tales como cataratas, es decir, una opacidad del cristalino que, si no se trata, puede conducir a la ceguera. Pero incluso antes de que se diagnostique una catarata, la radiación UV puede alterar lentamente la visión de una persona, el contraste o la percepción del color.

Para proteger mejor los ojos y la piel alrededor de los mismos, los usuarios necesitan lentes con protección UV superior a 380 nm y hasta 400 nm. Esto también se aplica a las lentes transparentes.

Teniendo en cuenta que proteger los ojos de la radiación ultravioleta es esencial para una visión saludable, es muy importante contar con protección UV total para todos los lentes transparentes y con coloración ofreciendo una mayor protección en ojos, párpados y piel vecina a los ojos.

 

Fuente: Perfil.

Descargar Semanario Seis PáginasDescargar Semanario Seis Páginas


-