SEGUINOS

Sociedad

Cómo generar ambientes agradables para gestionar las emociones familiares en cuarentena

El confinamiento puede dificultar los vínculos emocionales de las familias, que pasaron a ser las protagonistas en la contención de niños y adolescentes. La diputada e impulsora de la Ley de Educación Emocional, María Inés Rebollo, mencionó algunas recomendaciones para generar climas agradables en el hogar.

“Quiero fortalecer esta dimensión emocional porque hoy tenemos que pensar en la salud emocional del docente y de toda la familia, especialmente de los niños y jóvenes”, manifestó. “Hay que fortalecer a la familia, que pasó a ser protagonista, y a los docentes, que tuvieron que elaborar vertiginosamente programas especiales para que los contenidos lleguen a la familia”, agregó.

Entre las sugerencias para equilibrar las emociones, la funcionaria señaló que “primero y principal es necesario un dialogo situacional de lo que está ocurriendo y de qué nos estamos librando por la cuarentena”.

En ese sentido, remarcó que es importante “hacer un esfuerzo para que el clima familiar y los vínculos sean aceptables”. “Si tenemos un buen estímulo convocamos al placer de realizar todas las tareas que hemos elaborado como rutina en esta situación de cuarentena. Si nosotros marcamos un ambiente hostil, agresivo y amenazante el niño o adolescente ve esta amenaza y se aísla, se encierra en todo sentido”, explicó.

“Yo sé que para nosotros, los adultos, es un esfuerzo muy grande el que tenemos que hacer pero nos compete hacerlo y generar esos climas emocionales agradables por nuestra salud mental, física y emocional”, expresó.

Es común en los primeros grados, y ante la falta de clases presenciales, que los alumnos no recuerden el rostro de los docentes. Por ello, la diputada consideró que es bueno “en algún momento tener ese contacto de la videollamada donde se ve el rostro de la maestra”. “No digo que en todo momento lo va a poder hacer ni con todos los estudiantes, porque también el docente es una persona que siente, piensa y se emociona, recibiendo todos estos impactos”, aclaró.

“Si ya estableció el vínculo puede interactuar con una videollamada para que le vea el rostro. Esto ocurre sobre todo con los niños de primer grado y es ahí donde el niño está sufriendo y tenemos que contrarrestar con una imagen virtual, que no reemplaza la presencial pero que trata de superar los escollos educativos”, indicó Rebollo.

En la misma línea, recordó que “la escuela no se suspendió sino que continúa de otra manera”.

Algo similar ocurre con estudiantes que terminan la secundaria. “Ahí también hay una gran angustia porque se ha producido un distanciamiento presencial. Ellos lo están superando a través de las redes. La buena utilización de las redes nos permite en este momento comunicarnos”, dijo la impulsora de la Ley de Educación Emocional.

Por otra parte, hizo especial hincapie en que las familias deben ser creativas e innovadoras a través de el juego, la narración, la escucha y el dialogo sincero y de confianza. “De esta manera creo que vamos a lograr terminar este confinamiento y salir más o menos saludablemente para nuestra vida cotidiana”, subrayó.

Descargar Semanario Seis PáginasDescargar Semanario Seis Páginas


-