SEGUINOS

POSADAS

Complejos Acapulco y Punta Lara, listos para que escapes del calor

Con altas temperaturas, el mejor alivio es buscar el agua. Para eso se prepararon, bajo medidas sanitarias, los complejos Punta Lara y Acapulco.


El administrador de los complejos Punta Lara y Acapulco, Alejandro Ocampo, habló sobre las adaptaciones realizadas para poder habilitar los predios en tiempos de Covid-19.

“Ambos complejos manejaban distintas cantidades de gente. Estábamos acostumbrados a tener un domingo unas 400 personas y esa masividad se vio reducida muchísimo por los protocolos sanitarios”, dijo. “Además de tener actividades de pileta, tenemos actividades rítmicas y canchas de fútbol; en eso se notó el descenso de asistencia”, agregó.

Al respecto, comentó que “preocupa un poco pero es entendible por el aumento de casos y la gente está con un poco de recelo a participar. La situación de casos de Covid-19 repercutió en todo”. También reconoció que “es una temporada mala: va a costar muchísimo mantenernos y repercute mucho en la calidad de servicio que podemos ofrecer”.

Sacar adelante los Complejos

Respecto a las tarifas, “hay gente que está de acuerdo y gente que no”. “Hay otras opciones, pero nosotros no podemos bajar los costos porque trabajaríamos en forma negativa. Tratamos de aguantar y que este año pase. Tratamos de amortiguar mucho todo esto con ideas nuevas. Tuvimos que realizar inversiones y tomar más gente para asistir con los protocolos”, explicó Ocampo.

“Estamos esperando que la gente nos acompañe y nos entienda también; el esfuerzo es mutuo para transitar esta pandemia”, subrayó el administrador de los complejos recreativos.

A modo de ejemplo, señaló que “este año no pudimos dar un buen servicio de lo que es cantina y restaurante”. Asimismo, “por cuestiones sanitarias, no tenemos inflables para alquilar”. “Dentro de la pileta no hay contagio porque el agua es tratada, pero no se puede estar chapoteando y jugando encima del otro. Todo significa cosas nuevas”, analizó.

Los visitantes deben ingresar con barbijos y tomarse la temperatura, previo al pago de la entrada de cada predio. Los complejos Acapulco y Punta Lara reciben gente sin reservas, por orden de llegada. “Dejamos entrar gente hasta una cierta capacidad y después cerramos las puertas”.

Descargar Semanario Seis Páginas
-