SEGUINOS

POSADAS

Con el primer parque fotovoltaico, Misiones se encamina a generar energía similar a la que produce Urugua – í

Se trata de la primera etapa de un objetivo a 5 años. Con una producción de 100 Megas en un lustro será igual a la generación de la presa de Urugua í pero limpia. De esta manera comienza la sustitución del combustible fósil y contaminante con paneles solares. La inversión -de más de $56 millones -está a cargo de la empresa norteamericana Orel Energy, importador de los paneles y el dueño de la tecnología e ingeniería.

Los trabajos de la obra emplazada en el barrio 740 Hectáreas de Itaembé Guazú están a cargo del Instituto Provincial de Desarrollo Habitacional. Energía de Misiones será la encargada de administrar la energía producida por los 1.520 paneles solares, que será un total de 500 Kw (0.5 MV) y la misma será una inyección directa a las líneas del Sistema Interconectado Provincial. En el futuro podrá ampliarse la capacidad de generación. En principio lo recibirá ese conglomerado habitacional.

El presidente de Energía de Misiones, Guillermo Aicheler, había anticipado también los próximos emplazamientos de este tipo de obras en la zona de Urugua-í y otro en Bernardo de Irigoyen.

Se trata de la primera experiencia como ésta en Misiones y puede ser posible también gracias al avance tecnológico que hace que disminuyan en parte los costos, logrando de esta manera un bajo impacto ambiental, teniendo en cuenta las otras fuentes de generación dependientes del combustible fósil y del funcionamiento de represas, expresaba Aicheler.

Por su parte, el Secretario de Energía de Misiones, Paolo Quintana, destacaba recientemente la importancia de dar un primer paso en la materia. “La idea principal de este tipo de trabajos es dar un primer paso, tratar de romper esa inercia, salir del esquema viejo de generación, tratar de incorporar un poco más las tecnologías basadas en energías renovables para lograr esa transición energética hacia una generación con un poco más de conciencia climática”, explicaba.

Se trata de un ícono del Mecanismo de Desarrollo Limpio (MDL) que conlleva la sustitución de métodos tradicionales de generación de energía.

Pero hay más. Otras experiencias que persiguen el mismo propósito, la generación de energía limpia o como se denomina a este tipo de iniciativas, “amigables con el medio ambiente”, se desarrollan en otros municipios. Como en Cerro Azul, donde la empresa MM Bioenergía S.A. comenzará a inyectar la energía eléctrica que se producirá en una moderna planta energética a partir de Biomasa Forestal.

En este caso, la inversión económica proviene de empresarios santafesinos, que prefieren invertir en la provincia “por las condiciones inigualables que ofrece para estos proyectos”.

Todo esto está orientado a alcanzar un porcentaje importante la generación eléctrica similar a lo que produce la presa de Urugua í pero en este caso absolutamente limpio.

Estas acciones que se llevan adelante en la provincia es el correlato de lo que se viene legislando en la materia y ya se incorporó a la agenda como una política de Estado con su posterior jerarquización en el organigrama estatal. Por caso, Misiones fue la primera en el país y en Latinoamérica en crear la Secretaría de Estado -con rango de Ministerio- de Cambio Climático.

Son pasos decididos de la Provincia en el planteo de hacer su aporte en un contexto global complicado por la trama de intereses que se entrecruzan en la política global ambiental y del que no pocos líderes mundiales están convencidos de la conveniencia de direccionar firmes acciones para la recuperación progresiva de “la salud” del planeta.

Hacia ese objetivo se encaminaría la flamante administración del presidente norteamericano Joe Biden, quien como botón de muestra dedicó el primer día de su gestión a firmar el Decreto del reingreso de los Estados Unidos al Acuerdo de París, para la lucha contra el cambio climático. Un giro de 180 grados respecto a la posición de la gestión anterior encarnada por el empresario multimillonario devenido en político Donald Trump.

En este contexto, Misiones agrega su “granito de arena” con la incorporación de energía “limpia” y prevé sumar más proyectos similares a la que en las próximas semanas se pondrá en marcha con los paneles solares fotovoltaicos de Itaembé Guazú (Además de lo de Cerro Azul). Todo esto, con el principal objetivo de mejorar la relación de las acciones humanas con el medio ambiente. El proceso está iniciado y la Provincia una vez más hace punta y muestra hechos.

Descargar Semanario Seis Páginas
-