SEGUINOS

Salud

Contra qué protegen las vacunas al bebé a los 2 meses de vida

Niños y niñas, en particular los lactantes, son más susceptibles a contraer enfermedades. Es por este motivo que los niños y niñas a los 2 meses de vida deben recibir las siguientes vacunas:

•             Neumococo conjugado: primera dosis.

¿Qué es el neumococo?

El Streptococcus pneumoniae es una bacteria que se encuentra de manera habitual en la garganta o en las vías respiratorias de los seres humanos. Esto hace que quienes portan la bacteria puedan transmitirla a otras personas al toser o estornudar. El neumococo puede producir enfermedades leves (como otitis y sinusitis) y graves invasivas (como neumonía, meningitis, sepsis y artritis).

¿Cuáles son los síntomas?

•             En el caso de neumonía, pueden ser fiebre, tos y dolor en tórax o pecho.

•             En el caso de meningitis, pueden ser fiebre, vómitos, irritabilidad y cefalea. La meningitis puede dejar secuelas auditivas y neurológicas.

¿Cómo se previene?

La vacuna protege de infecciones graves causadas por la bacteria neumococo (como neumonía y meningitis) y de sus potenciales complicaciones.

El Calendario Nacional de Vacunación establece la siguiente estrategia de vacunación con Neumococo Conjugada para lactantes:

•             1era dosis: 2 meses de vida

•             2da dosis: 4 meses de vida

•             Refuerzo de dosis: 12 meses

Estrategia secuencial

Personas de 65 años y más– esquema de vacunación- No necesitan orden médica. Aprovechar oportunidad para recibir vacuna antigripal.

Personas de 5 a 64 años:

A. Inmunocomprometidos (inmunodeficiencias congénitas o adquiridas, infección por VIH, insuficiencia renal crónica, síndrome nefrótico, leucemia, linfoma y enfermedad de Hodgkin, enfermedades neoplasicas, inmunodepresión farmacológica, trasplante de órgano sólido, mieloma múltiple, asplenia funcional o anatómica, anemia de células falciformes, implante coclear, fistula de LCR)

•             1era dosis: vacuna conjugada 13 valente

•             2da dosis: vacuna polisacárida 23 valente a las 8 semanas

•             1er refuerzo: vacuna polisacárida 23 valente a los 5 años

•             2do refuerzo: vacuna polisacárida 23 valente a los 65 años (si el primer refuerzo fue administrado antes de los 60 años)

B. No Inmunocomprometidos (cardiopatía crónica, enfermedad pulmonar crónica, diabetes miellitus, alcoholismo, enfermedad hepática crónica, tabaquismo)

•             1era dosis: vacuna conjugada 13 valente.

•             2da dosis: vacuna polisacárida 23 valente al año de la primera dosis.

•             1er refuerzo: vacuna polisacárida 23 valente a los 65 años (respetando intervalo mínimo de 5 años con dosis previa).

Trasplante de células hematopoyéticas

Inicio de la vacunación a partir de los 6 meses del trasplante con vacuna conjugada 13 valente (esquema 0, 2 y 4 meses). A los 12 meses de finalizado esquema completar con 4ª dosis con vacuna polisacárida 23 valente o conjugada 13 valente si hubiera enfermedad injerto contra huésped.

Con el fin minimizar los contactos innecesarios de esta población con el sistema de salud, así como de evitar la circulación y aglomeración en los vacunatorios, se define como prioridad:

•             Promover la vacunación de personas pertenecientes a grupos de riesgo en centros públicos o privados, SIN la necesidad de presentación de la prescripción médica como un requisito excluyente para dicho acto.

Se incorporará, como estrategia adicional y en su reemplazo, la presentación por parte del ciudadano de cualquier documentación que certifique la existencia de enfermedades pre-existentes incluidas entre los factores de riesgo enumerados.

•             Poliomielitis: primera dosis (IPV o Salk)

¿Qué es la poliomielitis?

Es una enfermedad muy transmisible causada por el virus polio, que puede ser grave y afecta con mayor frecuencia a lactantes y niños/as menores de 5 años.

Se transmite principalmente por el consumo de sustancias contaminadas con el virus (que se encuentra en la materia fecal) y por contacto directo con personas que pueden contagiar la enfermedad. Algunos casos son leves; otros son mucho más graves y causan discapacidades físicas permanentes.

¿Cuáles son los síntomas?

Puede comenzar con un poco de fiebre y dolor de garganta. Algunos niños también pueden tener dolor o rigidez en la espalda, el cuello y las piernas. El virus afecta en particular el sistema nervioso central y causa parálisis musculares, incluso de los músculos respiratorios.

¿Cómo se previene?

No tiene tratamiento pero se puede prevenir a través de la vacunación. Existen vacunas seguras y eficaces contra la polio. Argentina ha avanzado en el reemplazo de la vacuna OPV o Sabín bivalente por la vacuna IPV o Salk ya que es un paso necesario en el camino hacia la erradicación de la polio. Por eso, a partir del 01/06/20, el esquema de vacunación se compone por 3 dosis de vacuna IPV o Salk: a los 2, 4 y 6 meses de edad y un único refuerzo al ingreso escolar con vacuna IPV o Salk.

Estrategia de vacunación

•             1era dosis: 2 meses de vida con IPV o Salk

•             2da dosis: 4 meses de vida con IPV o Salk

•             3era dosis: 6 meses de vida con IPV o Salk

•             Refuerzo: a los 5-6 años (edad de ingreso a la escuela primaria) con IPV o Salk.

Descargar Semanario Seis Páginas
-