SEGUINOS

POSADAS

Coronavirus: empresa misionera de transporte ya trasladó a unas 10 mil personas varadas

El propietario de la firma Río Uruguay, Darío Skrabiuk, explicó en declaraciones a C6Digital la metodología que se aplica con los traslados de personas desde y hacia otros puntos del país así como el protocolo utilizado en el marco de la cuarentena obligatoria dispuesta como una de las medidas para frenar el avance de la pandemia provocada por el coronavirus Covid-19.

En este sentido, comentó que para salir con un coche que va desde la provincia llevando gente para la Ciudad Autónoma de Buenos Aires se controla uno por uno antes de subir todos los pasajeros. “La mayoría de esas personas ya hicieron la cuarentena. Ya no hay más repatriados sino que son gente que son los mismos argentinos que quedaron varados en distintos puntos del país y ahora se las traslada. Además, se está trayendo a misioneros que quedaron en diferentes provincias”, afirmó.

Como el Ministerio del Interior lo estuvo verificando, cuando llegan a Misiones se realiza un nuevo control de todos. Similar procedimiento se realiza con la gente que se traslada hacia la CABA y otras ciudades.

“Viene personal del Ministerio de Salud, los controla y luego esas personas van a sus respectivos domicilios si no tienen ningún tipo de síntomas (para el Coronavirus) y si no van a un lugar para estar en cuarentena, dentro de la provincia”, relató Skrabiuk.

El empresario describió que las unidades que se ocupan tienen cabinas separadas. Los conductors tienen su barbijo y alcohol en gel. Además, cada colectivo se desinfecta cada vez que llega de un viaje. Se sacan todas las cortinas y se limpia en su totalidad. Luego se las vuelve a ocupar.

Skrabiuk manifestó, además, que hay personas que vinieron por alguna razón y quieren regresar a sus ciudades. El primer traslado se realizó el viernes.

“Cuando se trasladó a todas esas personas que ingresaban a la provicia por Puerto Iguazú, se habían cerrado las fronteras, fue un movimiento muy grande que se hizo de colectivos. Evacuamos alrededor de 10 mil personas, de las 12 mil que ingresaron por esa localidad”, remarcó el titular de la empresa de transporte de larga distancia.

Además, recordó que el virus infectó a uno de los trabajadores que estaba como inspector de la frontera y ayudaba en los traslados. “Gracias a Dios tanto él como su madre ya están bien. No tuvieron que usar respiradores ni nada”, expresó.

Destacó así el trabajo que realiza todo el personal de la empresa para llevar a cabo las tareas de traslado y al personal en general por la tarea que llevan adelante en medio de la pandemia. “Un trabajo muy loable, ellos hoy siguen trabajando, se exponen todos los días. No es fácil la situación”, apuntó. Con respecto a los choferes de larga distancia, señaló que “pusieron el hombro” protegidos con todos los elementos que recomiendan las autoridades sanitarias.

Acerca de la cuestión económica del sector, Skrabiuk observó que atraviesa una situación “muy delicada, muy golpeada”.

“El Estado sale hoy (por el lunes) con la comunicación que va a cubrir el 50 por ciento del salario (de empresas privadas) pero hay el otro 50 por ciento. Cómo lo cubrimos nosotros si no trabajamos”, consignó.

El titular de Río Uruguay enfatizó que el servicio de larga distancia está “a cero prácticamente” mientras que el transporte urbano de pasajeros a cargo de la empresa (ex Bencivenga) trabaja a un 10 por ciento.

Dijo que las líneas de colectivo 14, 16, 23 y 28 transportaban un promedio de 18 mil a 20 mil pasajeros diarios. Actualmente mueven a unos 1.800 pasajeros.

“A Puerto Iguazú fui el sábado y me agarró una depresión ver todo parado. Hoy parece un pueblo fantasma”, lamentó.

Skrabiuk indicó que pese a todas estas cuestiones adversas para el rubro de transporte automotor de pasajeros la empresa no despidió personal. “La situación está muy delicada. Estamos con
450 empleados directos. Yo doy la vida por esto. Todos estos días estuve mal porque me preocupo mucho”, confesó.

“No sé si estamos en la mitad (de la cuarentena) o en cuánto estamos. Si estamos en la mitad, terminaremos el 19 de mayo. Si esto sigue así. Que Dios y la Virgen nos ayude, nos ponemos en las manos del Señor para que esto vaya todo lo mejor posible, pero no sabemos”, subrayó el empresario.

Señaló que ya están realizados los reclamos de las Cámaras empresariales del sector para que se apliquen medidas que morigeren la crisis que atraviesan.

Sostuvo que pasada la cuarentena obligatoria, “qué me garantiza a mi que a partir del tercer mes (si se otorga una ayuda salarial desde el Estado nacional por tres meses) voy a volver a tener lo mismo que yo tenía, en cantidad de pasajeros”, preguntó finalmente.

Descargar Semanario Seis PáginasDescargar Semanario Seis Páginas


-