Noticiasdel6.com Todas las noticias Shopping del 6 Seis Páginas Deportes en el 6 Radio Misiones Jorge Kurrle

Covid 19: cómo afectó a la sociedad

Maximiliano Rossi, director de Ciencia y Tecnología, es licenciado en genética y profesor de biología que realiza un doctorado en articulación con las Universidades de Misiones y de Michigan, Estados Unidos, habla de las cuestiones emocionales en la pospandemia, su incidencia en la sociedad y cómo se enfrenta el futuro, en declaraciones exclusivas a C6Digital.

Entrevistado por la doctora Sonia Weisheim el especialista precisó que en estos dos años de Covid 19 que podrían calificarse de “desastre biológico” ha permitido también que se aprendiera mucho. “Desde mi área ciencia y tecnología siempre digo que fortalecer la ciencia y la tecnología salva vidas, porque la idea de la salud, del desarrollo humano, el desarrollo económico y desarrollo social, tiene su base, son los cimientos de nuestra salud”.

Entre otras consideraciones dijo que “es interesante saber cómo vamos a sobrellevar esto, cómo vamos a convivir con este virus y cómo también nos estamos preparando para virus o enfermedades futuras”.

Habló de los cambios conductuales que produjo la pandemia. “Nosotros decimos que ante este tipo de desastres, desastres biológicos, los seres humanos como muchos animales y plantas al ser de reproducción sexual, ésta nos permite una variabilidad impresionante genética para adaptarnos a los ambientes, pero también nos potencia el vínculo social. Y lo que hizo este virus, esta enfermedad, es justamente cortar con uno de los aspectos importantes que tiene el ser humano, la sociabilización”.

Añadió que “ya Facundo Manes lo decía que el cerebro humano es el órgano más social conocido y el más complejo del universo. Y entender que somos seres altamente sociales y qué consecuencias puede tener este tipo de enfermedades a futuro y a largo plazo”.

Dijo que ello es entendible “desde el punto de vista de la epigenética. La genética estudia mucho nuestros genes, nuestro comportamiento, nuestra herencia, pero no es determinista, puede modificarse con el ambiente. Me refiero como ambiente, tanto a las hambrunas como a los procesos de estrés,  a estos procesos de enfermedades, la educación también ambiental, ejercitación física, nutrición, estos ambientes modelan”.

Y tras señalar modulaciones mencionó los neurotransmisores que son sustancias químicas que actúan en nuestro sistema nervioso se expresan y se acumulan y pueden pasar a los gametos, a la próxima generación. Es decir el estrés de los padres, una fuerte depresión pueden expresarse en los genes y transmitirse a los hijos.

Un cúmulo de emociones/TITULO

Destacó el especialista “la importancia de saber que somos un cúmulo multidimensional de emociones, aspectos psicológicos, biológicos, emocional y entonces entender que lo emocional forma parte de nuestra evolución como reino animal”.

Agregó que es menester entender cómo la biología incide: por ejemplo algunos estudios marcaban como el estrés en mujeres embarazadas o la ansiedad, elevan el nivel de cortisol. Y ese mismo nivel de cortisol en mujeres embarazadas no permitía la migración de determinar células neuronales que forman el cerebro de manera normal y eso afecta totalmente al neuro aprendizaje. Lo importante de conocer por ejemplo una sustancia química, el cortisol también llamado la hormona del estrés, con un efecto directo en nuestra fisiología”.

Habló luego de la ley misionera de Educación Emocional que comenzó a trabajarse en el 2016 y se estructuró en ley en el 2018, destacando que es transversal y comprende desde el nivel inicial al superior. Asimismo de su inclusión en la educación disruptiva que “es una forma de romper con estructuras viejas y readaptar lo que es el proceso enseñanza y aprendizaje al funcionamiento del cerebro y no nuestro cerebro que se tenga que adaptar al proceso de enseñanza”.

Agregó que “estamos en una nueva revolución del Siglo 21, que la revolución del conocimiento. Y se llama así porque tenemos un conocimiento mucho más amplio de cómo de cómo somos nosotros, desde nuestra intimidad, desde nuestro ADN. Entonces entendemos cómo son los mecanismos de aprendizaje, de atención, de memoria”.

 Destacó que “la educación emocional en Misiones nos abrió puertas a todo el mundo, porque vinieron especialistas de España, de la Comunidad Europea, de Estados Unidos y elogiaron la forma en que estamos trabajando y como realizamos ahora la parte emocional con la parte dura de la tecnología. Eso se está viendo mucho en Misiones porque vamos a completar este año con todos los municipios de la provincia los espacios Maker”.