SEGUINOS

PROVINCIALES

Covid-19 en Iguazú: “No hay conciencia y falta información”

Gabriel Aníbal Kunzemann se recuperó de la enfermedad y donó plasma en reiteradas ocasiones. Pero advierte fallas respecto al coronavirus en Iguazú.


Pese a ser muy cuidadosos, Gabriel Aníbal Kunzemann y su esposa contrajeron Covid-19. Ambos fueron sintomáticos, y ella resultó positiva tras el testeo. Para él, “no fue necesario el hisopado porque tenía más síntomas, pero sí hicieron el seguimiento domiciliario”.

“Fueron dolores de espalda, un poco de tos y la pérdida de olfato y gusto por bastante tiempo”, repasó Gabriel sobre su padecimiento. Una vez recuperados y a través del Hospital local, se contactaron Posadas para anotarse y poder donar plasma. “Como yo di una dosis elevada, tengo bastantes anticuerpos para seguir donando”, contó.

Consultado por el cuidado del virus en Iguazú, apuntó: “No hay conciencia de la gente, se cuida muy poco. Inclusive en el barrio en el que vivo, la gente parece que todavía no se enteró que hay un virus hace 9 meses”.

“Nosotros nos cuidamos muchísimo, por eso también fue como una bronca interna contagiarnos. Tanto nosotros como nuestros parientes, no nos visitábamos y siempre todo por teléfono”, agregó.

Kunzemann también advirtió: “Hay mucha gente que lo toma como una gripecita, pero no lo es. Yo no pasé tan mal porque soy una persona sana, pero tengo conocidos muy cercanos a los que el virus los llevó. No es una gripecita como dice la gente, hay que tomar conciencia. Esto no es joda”.

En ese sentido, habló sobre sus temores. “Tenía más miedo a que se contagie mi mamá o mi suegra, que son gente con más edad, que contagiarme yo. O parte de mi familia, como mi nena, que nació prematura. Gracias a Dios ella no tuvo nada, o fue asintomática”. “Mi peor miedo era que alguien que quiero tanto la pase mal por contagiarse”, dijo.

Panorama sanitario y económico de Iguazú

“Del problema sanitario no se puede decir mucho. No hay información exacta ni precisa, o no dicen la verdad. Entonces la gente tampoco toma conciencia”, exteriorizó Kunzemann. Señaló que “gran parte de la falla es que la información no llega a la gente”.

Además, reconoció que “acá está bastante mal porque la frontera está cerrada, pero pasan por el agua igual. Hay de todo”. “La situación genera esas cosas también”, lamentó.

En materia económica, “la estamos llevando en la parte gastronómica y en el turismo provincial”. “Hay hoteles que tienen más del 50% de ocupación los fines de semana, así también hay otros que cerraron o no trabajan”, comentó.

También “muchos locales de la avenida principal Brasil se cerraron, o locales que estaban en el centro se metieron más a los barrios, porque es donde hay más movimiento”.

Descargar Semanario Seis Páginas
-