SEGUINOS

REGIONALES

Covid-19: mientras Bolsonaro se opone a la cuarentena, Brasil llegó a más de 100 mil contagios

Este domingo el presidente brasileño, Jair Bolsonaro, repitió ante miles de seguidores en Brasilia su discurso contra la cuarentena mientras el número de casos de coronavirus ascendía a los 100.000, ubicando al país entre los más afectados del mundo. Brasil registra más de 7.000 muertos, aunque se considera que las cifras oficiales están ampliamente subvaluadas.

Este país de 210 millones de habitantes y de dimensiones continentales se ubica en el noveno lugar mundial en términos de personas infectadas por la pandemia del coronavirus, con 101.147 casos, según el último balance oficial del Ministerio de Salud.

Sin embargo, es el séptimo en relación a los fallecidos, superando a Alemania, con 275 nuevos decesos por Covid-19 en las últimas 24 horas. Numerosos especialistas consideran que el total de casos confirmados de cornavirus es 15 veces inferior a la realidad, en razón de que sólo los pacientes graves son sometidos a tests de detección de la enfermedad.

Además, la mayoría de los expertos considera que el pico de la pandemia está aún lejos de ser alcanzado. En numerosos estados la situación ya es crítica, con hospitales desbordados ante el flujo de pacientes. Si bien la crisis sanitaria provocó el colapso del sistema de salud de varios estados, como el de Amazonas y el de Ceará, varios son los territorios que están comprometidos ante la falta de medios y de personal.

El estado de Sao Paulo continúa siendo el más afectado, concentrando más del 30% de los casos de contagio, 31.772, y más del 37% de las muertes, 2.627; mientras que Río de Janeiro le sigue con 11.139 positivos y 1.019 decesos. La gran mayoría de alcaldes y gobernadores pusieron en marcha medidas de restricción frente al nuevo coronavirus que Bolsonaro, por su parte, criticó en reiteradas ocasiones debido a su impacto en la economía brasileña.

“La destrucción de los empleos por parte de algunos gobernadores es irresponsable e inadmisible. Vamos a pagarlo caro en el futuro”, declaró el jefe de Estado en un retransmisión de la manifestación en directo por Facebook.

La manifestación de este domingo en Brasilia reunió a una multitud más numerosa que en las semanas anteriores, con muchas pancartas contra Rodrigo Maia, el presidente de la Cámara de Diputados, y Sergio Moro, el exministro de Justicia, que renunció la semana pasada con acusaciones con acusaciones de injerencia contra Bolsonaro.

Algunos de los presentes reclamaron una “intervención militar” pero, a diferencia de las protestas anteriores, un Bolsonaro sin tapaboca se mantuvo a distancia de sus seguidores, desde la rampa de su residencia oficial del Palacio de la Alvorada. En vez de alentar a la multitud, el mandatario se conformó con hacer un breve discurso ante la cámara: “El pueblo está con nosotros, y el ejército está del lado de la ley, del orden, de la libertad y de la democracia”, afirmó.

 

 

Fuente: Perfil.

Descargar Semanario Seis PáginasDescargar Semanario Seis Páginas


-