SEGUINOS

Salud

Covid-19: récord de casos impacta a gobernadores y complica más la economía

Los gobernadores le pidieron a Alberto Fernández extender la cuarentena dos semanas más sin endurecer los términos del confinamiento social en sus jurisdicciones en medio del récord de casos registrados el miércoles en el país. El Presidente mantuvo un Zoom con ocho mandatarios provinciales que actualmente gerencian el 55% de los contagios del país de cara al anuncio de extensión de la cuarentena que realizará hoy desde Misiones.

Alberto viajará este viernes a Posadas con dos indicadores que por ahora no encuentran techo: el dólar financiero y la curva de contagios de covid-19. La política económica y la emergencia sanitaria se retroalimentan al interior del Gobierno nacional tanto que ante el nuevo récord de contagios, el Gabinete económico extendió ayer el ATP a los sueldos de octubre mientras el IFE espera una definición más allá de diciembre.

La incertidumbre sobre el volumen de inversión fiscal que demandará la pandemia a través del programa que auxilia a empresas privadas al pago de salarios y de la inyección extra de fondos para trabajadores en negro retrasa también la presentación de una hoja de ruta pospandemia ante el Fondo Monetario Internacional, otra instancia clave para aliviar el cronograma de pagos a partir de la deuda de más de 44 mil millones de dólares contraída por la administración de Mauricio Macri.

El miércoles se registró el número más alto de contagios en el país. Murieron 423 personas y 18.326 fueron reportadas con coronavirus. Con el brote de contagios a la baja en el área metropolitana de Buenos Aires –Capital Federal y conurbano-, el epicentro sanitario de la pandemia se mudó al interior del país. En ese contexto, el Presidente se comunicó con los gobernadores de Córdoba, Juan Schiaretti; de Santa Fe, Omar Perotti; de Tucumán, Juan Manzur; de Mendoza, Rodolfo Suárez; de Neuquén, Omar Gutiérrez; de Río Negro, Arabela Carreras; de Chubut, Mariano Arcioni; y de San Luis, Alberto Rodríguez Saá. El mandatario estuvo acompañado por el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; el ministro de Salud de la Nación, Ginés González García y el secretario general de la Presidencia, Julio Vitobello.

En el diálogo entre Alberto y los mandatarios provinciales se evaluaron como oportunas las medidas adoptadas hace 14 días y acordaron que “se debe continuar por este camino porque hay lugares que el cumplimiento no es efectivo”. El Presidente explicó que en Córdoba, Santa Fe, Jujuy, Tucumán, Mendoza, Neuquén, Río Negro y San Luis se concentra el 55% de los casos de todo el país. “En Córdoba y Santa Fe vemos una meseta alta”, advirtió el Jefe de Estado y citó como ejemplo a Jujuy, donde se regresó a cuarentena estricta durante 21 días para volver a estabilizar la curva de contagios. También mencionó la segunda oleada de casos en Europa después de su diálogo con el presidente francés, Emmanuel Macron. “Lo único que ordena es que la gente circule menos”, insistió.

Luego cada gobernador expuso la situación sanitaria de su provincia. Manzur aseguró estar aplicando las medidas de restricción, calificó la situación de “compleja” y aseguró que continuarán los próximos 15 días con el mismo esquema. Rodríguez Saá reconoció que “se está llegando al peor momento de la pandemia”. “Nosotros vamos a hacer lo que nos aconsejen y lo que hagan el resto de las provincias, acompañamos las medidas”, anunció el puntano. Perotti, cuya provincia sufre con epicentro en Rosario una disparada de contagios, señaló que mantendrán el mismo formato de cuarentena dos semanas más con restricción de la movilidad a partir de las 20. Además alertó sobre la falta de medicamentos en el sector privado de la salud de su provincia y agradeció a Nación por las gestiones para resolverlo.

Schiaretti admitió que su provincia atraviesa una meseta alta de casos y ratificó que continuarán con medidas restrictivas de horarios y circulación, sobre todo de 20 a 06 horas. “Creemos que estamos transitando el pico, no vamos a comenzar las clases y hay una cantidad de actividades que no podemos autorizar”, explicó el cordobés. Arcioni, al frente de otra de las provincias con mayor riesgo de colapso sanitario, señaló que en su provincia hay contagios incluso en poblaciones pequeñas de hasta 300 habitantes. Gutiérrez, de Neuquén, pidió más testeos y personal médico para su provincia pero le dijo al Presidente que “se quede tranquilo que seguimos dando la pelea”.

El contacto con los gobernadores se dio tras los reproches de Ginés González García a las provincias por el subregistro de testeos que motivó la exclusión de la Argentina de una base de datos sobre contagios que administra la Universidad de Oxford.

Fuente: Ámbito.

Descargar Semanario Seis Páginas
-