SEGUINOS

ECONOMIA

Crece la expectativa empresarial por el plan de 60 medidas del Gobierno

El anuncio de Alberto Fernández acerca del plan de 60 medidas que será presentado en los próximos días para reactivar la economía en la pospandemia fue recibido como “un buen augurio” y “una buena señal” por el sector empresarial, que a la vez destacó la importancia de avanzar con una serie de reformas (entre ellas, laboral y tributaria), promover incentivos para la exportación y motorizar el consumo interno.

“A mi entender, es un buen augurio que esté la decisión de tomar medidas”, sostuvo ante Ámbito Daniel Funes de Rioja, presidente de la COPAL y directivo de la UIA, quien agregó: “En lo inmediato, diría que el proceso hacia la nueva normalidad debe iniciarse antes de que podamos definir la pospandemia. Porque va a ser secuencial, va a haber zonas con aislamiento y otras con distanciamiento, por ende, son marcos de distintas fases. En consecuencia, si uno mira el país en su conjunto con criterio federal, hay medidas que se pueden ir haciendo para promover esos desarrollos regionales. Habría que ir adoptándolas gradualmente en función de la evolución de los efectos de la pandemia en las distintas regiones”.

En ese contexto, Funes de Rioja remarcó una serie de puntos a tener en cuenta: además del desarrollo regional; destacó como vital la “promoción de exportaciones, a los efectos de dinamizar los sectores que más rápidamente pueden responder al requerimiento de divisas que tiene Argentina”; una reforma fiscal, para la “formalización y para que la presión fiscal sea razonable y que por otro lado lleguen las obligaciones fiscales para los que no pagan”. Y, finalmente, “una nueva dirección en materia de condiciones laborales, para generar las condiciones para crear empleo efectivamente”.

Silvio Zurzolo, presidente de la Asociación de Industriales de la provincia de Buenos Aires (ADIBA), remarcó por su parte: “Estamos ansiosos por saber bien cuáles son las medidas”. “Obviamente hoy la pyme necesita mucha ayuda para poder subsistir, hay más de 60 mil pymes complicadas. Estamos ansiosos y esperando que sean medidas para la reactivación. Nosotros estamos convencidos de que lo que tenemos que lograr es que se reactive primero el mercado interno: si no hay mercado interno, no hay medidas que alcancen. Así que esperemos que esas medidas tengan que ver también con un crecimiento del mercado interno y paulatinamente una apertura de comercios, que para nosotros los industriales son importantes porque son nuestras bocas de venta”, sostuvo Zurzolo a este diario.

Para Fabián Castillo, presidente de Fecoba, el planteo de las 60 medidas “es una muy buena señal”. “Esta situación la arreglamos entre todos, o no la arregla nadie. Es por eso que hay que buscar consensos para lo que viene. Creo que todos juntos tenemos que ir con medidas claras. Si hasta ahora en la Ciudad cerraron 24.000 comercios, tenemos que tratar de incentivar para que no cierre más ningún comercio y buscar la forma de que las que cerraron vuelvan a estar en marcha. Y tiene que haber planes específicos. Uno es el tema fiscal, buscar la forma de ‘aggiornarse’ y bajar la presión fiscal. El otro tema es el financiamiento”, señaló el representante de la federación de comercio e industria porteña, quien destacó: “Más del 97% de la producción es de las pymes, que generan el 80% de los empleos”.

“Para plantear el crecimiento y tratar de salir adelante, creemos que en ese sentido hay que trabajar en una reestructuración del sistema impositivo: casi el 50% de los ingresos que tiene una empresa es para los impuestos. Y después está el tema laboral, pero también hay que pensar en una nueva legislación, algo similar a lo que ocurre en el sector de la construcción, donde cada empresa y empleado aportan a un fondo de futuro de desempleo, donde independientemente del motivo cada uno puede acceder a ese fondo, donde la pyme no tenga que pensar o tener tanta incertidumbre al momento de contratar a un nuevo empleado, porque no sabe cuánto le va a costar el día de mañana que tenga que poder achicar la estructura”, agregó por su parte Pedro Cascales, vocero de CAME.

Héctor Motta, empresario avícola y tesorero de la UIA, valoró “el sólo hecho de que se esté pensando en que tenemos que salir de la situación en que estamos, que es de inercia” y aclaró: “Hacen falta soportes básicos para que el sistema económico se mueva, para salir del letargo en el que estamos. Y las medidas, cuanto más precisas sean, mejor se darán. Creo que no es importante la cantidad, sino la profundidad de esas medidas”, señaló el presidente de Grupo Motta.

Recomponer el mercado interno generando más puestos de trabajo y llevar adelante “una necesaria modernización laboral”, una “simplificación impositiva” para reducir la cantidad de impuestos, créditos y la posibilidad de bajar las retenciones sobre los bienes y promover reintegros para las exportaciones fueron algunas de las propuestas que esbozó el empresario entrerriano.

Fuente: Ámbito.

Descargar Semanario Seis PáginasDescargar Semanario Seis Páginas


-