SEGUINOS

Justicia

Crecimiento del ciberdelito: “Están pidiendo a las redes sociales que sean más estrictas con la creación de los perfiles”

El abogado posadeño Cristian Leites ha iniciado un camino tan novedoso como apasionante: entender en los casos de personas damnificadas por delitos informáticos. Y en los últimos años esa variedad delictiva ha crecido tanto en variedad que obligó a las autoridades a crear áreas especiales para combatirla.

“Son una rama nueva. Estos delitos se expandieron cuando se empezó a digitalizar todo. De todos modos, podría decirse que se encuentran en su adolescencia”, sostuvo el penalista en una entrevista con el programa Crimen y Justicia, que se emite los miércoles y viernes de 13 a 14 por Canal 6 Digital, con la conducción del periodista Manuel Sotelo.

Recordó que “en 2006, Martín Leguizamón fue el primer abogado de la Argentina que interpuso una cautelar porque se vinculaba a una modelo con páginas de contenido sexual”. Era el conocido caso María Belén Rodríguez contra Yahoo.

“El doctor siempre cuenta esta anécdota y todo lo que tuvo que hacer. En ese momento, los buscadores eran algo nuevo, Facebook no existía en la Argentina, Youtube se encontraba en sus inicios. Fotolog y Messenger hacían furor. Luego las redes sociales los desplazaron”, apuntó.
En ese contexto, “Leguizamón consiguió una cautelar para que se desindexen las imágenes de la ex modelo. Hasta la actualidad entre 65 y 70 cautelares pudo hacer prosperar este abogado litigando contra gigantes informáticos”.

“La cautelar es un remedio, algo inmediato, para que cese el daño que se está causando”, explicó.

Leites reconoció que “hay muchos grises, donde no queda en claro si se puede adjudicar la responsabilidad al buscador o a la página que publica el material”.

El abogado detalló que a las conocidas modalidades de extorsión y hostigamiento y difamación, se han sumado en los últimos tiempos el ransomware y la difusión de imágenes y contenido íntimo sin consentimiento. Lo primero es la introducción de un “software malicioso instalado de manera remota, que chupa información de tu máquina. Luego pueden pedirte una recompensa por los datos”, explicó el letrado.

En cuanto a la difusión de imágenes, lo vinculó tanto a la extorsión como a la llamada “pornovenganza”.
Mencionó además el delito de violación de comunicaciones electrónicas: “Desde 2008, los correos electrónicos fueron puestos al mismo nivel que las cartas para la ley”.
Leites señaló que “los ilícitos informáticos están correlacionados. Pueden darse en conjunto en algunos casos”.

Como tendencia a nivel mundial, apuntó que desde distintos países “están pidiendo a las redes sociales que sean más estrictas con la creación de los perfiles”.

“La única limitación para la investigación de delitos informáticos es la falta de una legislación pura y exclusiva que los tipifique. Los investigadores judiciales y policiales están muy capacitados. Lo único que hay que darles son más herramientas”, remató.

Descargar Semanario Seis PáginasDescargar Semanario Seis Páginas


-