SEGUINOS

Justicia

Crimen del cuidador: declaró la última testigo y comprometió a los brasileños acusados por el asesinato

En el Tribunal Penal de Eldorado se cerró este lunes la ronda de testimoniales del juicio que se le sigue a dos jóvenes brasileños Luis Da Silva Zanella (o Sanella, de 22 años) y Rogerio Da Silva Vargas (20), acusados de haber masacrado al cuidador de una chacra de la colonia Dos Hermanas de Bernardo de Irigoyen en julio de 2017.

Este martes se escucharán los alegatos de las partes: el fiscal Federico Rodríguez y la defensora oficial de los acusados, Ana María Mayerhoffer.

Luego los magistrados Atilio León, Lyda Gallardo y Eduardo Jourdan definirán si dictan la sentencia el mismo día o si la pasan para otra jornada.

Este lunes declaró como testigo una oficial auxiliar que ofició de secretaria de actuaciones de la investigación policial. Dio un pantallazo general de cómo fueron los primeros pasos de la pesquisa. Contó que los dueños de la chacra encontraron desfigurado a machetazos a Ángel “Marreco” Márquez (59) y alertaron a las autoridades.

La uniformada también recordó que el hermano menor de uno de los acusados dio detalles de cómo en las horas previas del hecho, los Da Silva anduvieron consultando si era cierto que Márquez tenía dinero y armas en la chacra que cuidaba.

Asimismo dijo que la madre del mismo imputado admitió que su hijo mayor le había pedido que escondieran en el lugar, tras el homicidio, un cuchillo y un machete con manchas que, sugirió, eran de sangre.

Ni la mamá ni el hermano del sospechoso declararon en el debate porque ambos residen actualmente en el Brasil.

Los Da Silva y un cómplice al que nunca encontraron habrían atacado a machetazos y puntazos al cuidador el 28 de julio de 2017, para robarle armas y dinero. Ahora enfrentan una causa por homicidio calificado y podrían terminar condenados a perpetua.
——————-

Descargar Semanario Seis PáginasDescargar Semanario Seis Páginas


-