SEGUINOS

POLICIALES

Crimen del ganadero: uno de los sospechosos confesó su participación en el hecho y comprometió a todos

Los cuatro sospechosos detenidos por el asesinato del ganadero Roberto “Rudy” Weber (61) fueron llevados este lunes ante el juez de Instrucción Martín Brítes para la declaración indagatoria. Tres de ellos se abstuvieron, pero el que habló comprometió a todos. El hombre confesó que habían ido a robar al campo del productor de Santiago de Liniers y que como este los sorprendió, terminaron matándolo.

En el relato, el arrepentido se desligó de la autoría material del crimen y apuntó con nombre y apellido a la persona que, según él, jaló del gatillo hace una semana en la chacra del kilómetro 31 de la ruta provincial 17.

Los sospechosos fueron imputados de “homicidio criminis causa”. Es decir que cometieron un homicidio para ocultar otro hecho, en este caso el cuatrerismo en la propiedad de la víctima.

El viernes último, la Policía había allanado en Liniers la casa de uno de los acusados y encontró elementos para faenar vacunos. Hasta restos cárnicos tenían los cuchillos y la sierra.


Todos los sospechosos trabajaban como peones en un campo cercano a la propiedad de los Weber.

En la casa donde residían mientras cumplían con sus tareas, los detectives de la Unidad Regional Tres y de la Dirección Homicidios encontraron cuchillos, machetes y proyectiles. Cerca de la vivienda, en tanto, en un pinar, debajo de un tronco, dieron con una carabina calibre 22, que sería el arma homicida.

Weber era un ganadero querido y respetado en su pueblo. Sus colegas productores y los dirigentes del sector pidieron a coro el esclarecimiento del crimen, algo que parece encaminarse de manera acelerada.

Descargar Semanario Seis PáginasDescargar Semanario Seis Páginas


-