Noticiasdel6.com Todas las noticias Shopping del 6 Seis Páginas Deportes en el 6 Radio Misiones Jorge Kurrle Jorge Kurrle

Crisis en Chile: siguen las protestas pese a cambios en el gabinete

Internacionales

El presidente de Chile, Sebastián Piñera, removió el lunes a ocho ministros, incluido al cuestionado titular de Interior, Andrés Chadwick, integrando a su gabinete a una nueva generación de políticos en un intento por acallar la crisis social que mantiene una masiva pulseada en las calles.

La marcha hacia el palacio La Moneda se mantuvo pacífica en la mayor parte de su trayecto por la Alameda Bernardo O’Higgins, la principal arteria de Santiago, aunque acabó siendo reprimida por los carabineros (policía militarizada) a unos 200 metros del palacio presidencial. En ese punto, se produjeron enfrentamientos con las autoridades y se sumaron otros incidentes violentos en varios puntos de la capital, informaron medios locales.

“La policía no permitió acercarse a la gente pacíficamente hacia La Moneda. Unas cuatro cuadras antes, empezaron a lanzar gases lacrimógenos”, señaló el fotógrafo Cristóbal Venegas, que estuvo en la marcha. “La gente descontenta -relató el fotógrafo- empezó a hacer fuego, barricadas. Ahí hubo un enfrentamiento que duró 4 o 5 horas”.

En medio de la violencia, varias personas con el rostro cubierto derribaron una malla metálica que protegía la entrada del centro comercial e ingresaron a saquear el edificio. A continuación, se desató un incendio en el área de las tiendas de ropa, lo que provocó una inmensa humareda y propagación del fuego. Una parte de los manifestantes se trasladó a la Plaza Italia, el epicentro de la histórica manifestación pacífica que llevó a las calles a más de un millón de personas el viernes pasado.

En ese punto también se registraron algunos incidentes violentos, como un incendio en un acceso a la estación de Metro Baquedano, lugar en el que víctimas de presuntos actos de tortura denunciaron haber sufrido ataques por la Policía en los días previos. Sin embargo, la directora de la Unidad Especializada en Derechos Humanos, Violencia de Género y Delitos Sexuales de la Fiscalía, Ymay Ortiz, negó las acusasiones. Según explicó Ortiz, dos jueces fueron a inspeccionar dicha estación, revisaron las cámaras de seguridad “y no encontraron señales de este tipo [de prácticas], salvo dos tiras plásticas de las que se usan para amarrar cosas del supermercado, que es lo que se está usando ahora en vez de esposas, para el traslado y la detención de personas”.

El lunes fue el primer día sin estado de emergencia en Chile, una medida muy polémica que rigió durante toda la semana pasada y que confiaba la seguridad de las calles al Ejército por primera vez desde la dictadura de Pinochet (1973-1990). La crisis, la más profunda que ha vivido este país sudamericano en los últimos 30 años, ha llevado al presidente a anunciar una amplia agenda social y a reformar su gabinete de ministros: “Chile no es el mismo al que teníamos hace un par de semanas atrás. Chile cambió y el gobierno también tiene que cambiar”, afirmó el gobernante.

El mandatario chileno introdujo los cambios de gabinete 10 días después de que estallaran las protestas en reclamo por el alza de la tarifa del metro y que luego se extendieron a otras peticiones que van desde una nueva Constitución, pasando por una reforma de los sistemas de pensiones y de salud, derivando finalmente en pedidos de renuncia del presidente.

No obstante, Piñera mantuvo en su cargo al ministro de Defensa, Alberto Espina, cuestionado por la actuación de las fuerzas armadas durante el estado de emergencia que rigió hasta el domingo. Tampoco reemplazó a la ministra de Transporte, Gloria Hutt -cuestionada por afirmar que no era posible bajar las tarifas del metro- y a la ministra de Educación, Marcela Cubillo, en una pulseada permanente con el movimiento estudiantil, a la cabeza de las actuales protestas. Las edades de los ocho nuevos ministros fluctúan entre los 30 y los 46 años y en su mayoría forman de una nueva generación de políticos de centroderecha con visiones mucho más sociales, según analistas.

 

Fuentes: Perfil/BBC.