SEGUINOS

NACIONALES

Datos oficiales de femicidios revelan la “violación sistemática a los derechos humanos de las mujeres”

Durante 2019, en Argentina hubo 268 femicidios y 5 travesticidios y transfemicidios, según datos oficiales del Registro Nacional de Femicidios, elaborado por la Oficina de la Mujer (OM) de la Corte Suprema’> Corte Suprema de Justicia de la Nación.

La cifra “revela la violación sistemática a los derechos humanos de las mujeres en nuestro país”, aseguró Elena Highton de Nolasco, vicepresidenta de la Corte y responsable de la OM.

En detalle, se trata de 252 mujeres víctimas directas de femicidio, y 16 víctimas de femicidio vinculado, es decir, aquellos asesinatos cometidos contra personas (de cualquier género) para generar un daño psicológico a una mujer.

“Al sumar ambas categorías, la cifra de víctimas letales de la violencia de género en Argentina durante 2019 ascendió a 268”, aclaró la jueza. En 2018, el total había sido de 278, con 255 directos y 23 vinculados, por lo que hubo una leve baja de un año a otro en aquellos que están registrados oficialmente como femicidios por la Justicia.

Estos crímenes mediados por la violencia de género provocaron la muerte de 5 personas trans y travestis, y dejaron a huérfanos a “al menos 222 niñas, niños y adolescentes”. El 73% de las víctimas fueron asesinadas en viviendas, determinó el relevamiento.

El informe del máximo tribunal abarca desde el 1 de enero al 31 de diciembre del año pasado, y constituye el registro “que el Poder Ejecutivo toma como oficial”, más allá de los relevamientos extraoficiales que realizan las organizaciones feministas.

Highton explicó que “el registro fue construido a partir del aporte de los datos sociodemográficos de las causas de los poderes judiciales y ministerios públicos fiscales de todo el país. Se nutre de los datos cualitativos de las causas, no solo de los sistemas informáticos”.

Asimismo, el informe calculó que “la tasa de víctimas directas de femicidio cada 100.000 mujeres en Argentina en 2019 fue 1,11”.

Las provincias con tasas por encima de la tasa nacional fueron, de mayor a menor: Catamarca, Chaco, Formosa, Chubut, Salta, Tucumán, San Juan, Misiones, Santiago del Estero, Tierra del Fuego, Santa Fe, Buenos Aires, Entre Ríos y La Pampa.

Catamarca es la única provincia que supera la tasa de 2 víctimas directas de femicidio cada 100 mil mujeres, y Santa Cruz aparece sin casos registrados.

La información obtenida indica que, al momento del femicidio al menos 9 víctimas se encontraban embarazadas, 7 en situación de prostitución y 6 tenían algún tipo de discapacidad.

Además, 4 pertenecían a pueblos originarios, 9 eran migrantes internacionales, 2 eran migrantes interprovinciales y al menos 3 eran migrantes intraprovinciales.

“La definición que utilizamos para dar cuenta de la letalidad de la violencia contra las mujeres es más amplia que la de nuestro Código Penal vigente. Utilizamos la del Comité de Expertas de la Convención Belém do Pará (CEVI) y, además, incluimos femicidios vinculados. Por esta razón, quienes recaban los datos en las provincias lo hacen a partir de la lectura de las causas desde la perspectiva de género”, resaltó la vicepresidenta de la Corte.

Durante el surgimiento del movimiento Ni Una Menos en 2015, uno de los principales reclamos era contar con un registro oficial de estos crímenes a nivel nacional, el cual comenzó a ser elaborado por la Corte ese mismo año.

Este 3 de junio se cumplirá el quinto aniversario de la primera marcha masiva contra los femicidios, motivada en aquel momento, luego de una seguidilla de asesinatos, por el de Chiara Páez, una chica de 14 años que estaba embarazada, a quien mató su novio de 16, Manuel Mansilla.

Fuente: BAE Negocios.

Descargar Semanario Seis PáginasDescargar Semanario Seis Páginas


-