SEGUINOS

Educación

De qué trata la Escuela de Innovación y cuál es su modelo educativo

Ramiro Aranda, director de la primera Escuela de Innovación en el país, radicada en Misiones, contó en qué se diferencia de los establecimientos educativos tradicionales.

“La Escuela Secundaria de Innovación de Misiones propone un modelo pedagógico nuevo e innovador en el cual se cambia la relación escuela, docentes, estudiantes y familia para convivir de otra manera”, dijo.

En ese sentido, agregó: “Buscamos que se aprenda mejor a través de metodologías activas. Incorporamos tecnología pero pasa más por una innovación pedagógica, ahí hay una fuerte impronta en lo que es la Escuela”.

Las materias son las mismas que en otros colegios pero “se dictan de manera diferente en módulos de aprendizaje integrado, podes tener geografía con ingles o educación física con historia”, contrastó el educador.

Además, la Escuela de Innovación tiene distintos clubes como el de Robótica, el de Artística o el campo de Educación Física. “De esa manera hay una forma de hacer convivir todos los espacios curriculares diferentes ayudando a que el estudiante aprenda mejor”, señaló.

Para el inicio de este ciclo lectivo, las aulas “están llenas” con 90 estudiantes entre primero y tercer año. “Son 30 estudiantes por curso, lo que nos permite poder trabajar en equipo. No se trabaja en grupos sino en equipo. No hay disposición de pupitres mirando hacia adelante sino que se trabaja con sinergia de grupo en mesas de trabajo, eso permite también otros roles y otra impronta en el estudio”, explicó Aranda.

Respecto al horario de clases, los estudiantes cursan de corrido iniciando a las 8:00 y finalizando a las 15:00.

Por otra parte, el director destacó los aportes de la Escuela de Innovación. “El modelo de nuestra Escuela es escalable y la idea es que cualquiera que quiera utilizarlo lo pueda hacer, aporta una nueva visión. La mayoría de nuestros estudiantes eran chicos que tal vez en otras escuelas repetían o tenían notas bajas y hoy tienen excelentes promedios con nosotros”, señaló.

“Buscamos formar ciudadanos, que la escuela sea integradora social y no haya diferencia entre los que más y menos tienen. Más del 70% de nuestros estudiantes vienen de sectores vulnerables económicamente y conviven de la mejor manera. Es una Escuela libre de bullying, lo fomentamos mucho a través del trabajo con padres, docentes y estudiantes”, resaltó Aranda.

Descargar Semanario Seis PáginasDescargar Semanario Seis Páginas


-