SEGUINOS

POLICIALES

Muerte de Vázquez: creen que murió cuando intentaba bajar a recibir un pedido de comida

En la causa abierta por la muerte del desarrollador inmobiliario Guillermo Vázquez (42), ocurrida en Posadas la semana pasada, declaró un repartidor de servicios de delivery de comida, que asistió al edificio donde se produjo el deceso del empresario. El trabajador confirmó que había recibido de parte del fallecido un pedido de comida, pero cuando se apersonó para la entrega, el cliente nunca apareció. Se cree que para ese momento Vázquez ya estaba muerto.

La principal hipótesis justamente habla de que el hombre cayó por el hueco del ascensor, desde el piso 18, cuando intentaba bajar para recibir el pedido de sushi.

Se cree que el desarrollador murió alrededor de las 20 del lunes pasado. El pedido al delivery lo había hecho a las 19.47.

El repartidor esperó en la vereda del edificio de la calle Beethoven casi Berón de Astrada durante 40 minutos. Y esto lo confirmaron las cámaras de seguridad de la zona.

Para los investigadores, el empresario abrió de manera manual las puertas del ascensor y entró sin percatarse de que la caja no estaba allí. Entonces intentó agarrarse de los cables de acero para evitar la tragedia. Las manos se les quemaron y a la altura del piso 7, se soltó, terminando en una dramática caída libre. Lo encontraron muerte la mañana siguiente.

En el departamento, los detectives no encontraron nada anormal. Solo signos (restos de comida y bebida), que sugieren de alguien que salió sólo por unos minutos y tenía pensado regresar.

Misma impresión tuvieron cuando accedieron a dos cajas de seguridad que estaban a nombre del desarrollador. No dieron con indicios que hicieran suponer nada extraño.

Descargar Semanario Seis PáginasDescargar Semanario Seis Páginas


-