SEGUINOS

Salud

Dejando Huellas: la importancia de la formación del recurso humano para la capacidad de gestión

En su habitual columna en C6Digital, el neurocirujano infantil, Mario Armando Barrera,  dijo que “encontré mi lugar en la medicina, después de 10 años de ejercer como pediatra, gracias a un proyecto de formación de recurso humano crítico, gestado por el entonces director del Hospital de Pediatría, Jorge Gutiérrez, el apoyo del por entonces ministro de Salud José Guccione y la logística del contador Roberto Mazal”. Agregó que “hoy muchos profesionales podemos seguir creciendo en el ámbito de la salud, gracias a la Escuela de Gestión en Salud”.

Recordó que “hace unos años, un grupo de personas que piensan que el conocimiento no es tal, sino se transmite, sino se comparte, comenzaron a plasmar la idea de crear una escuela donde los diferentes agentes de la salud pudieran adquirir saber, normas, métodos para lograr la eficacia y eficiencia gestionando salud para todos los misioneros”.

Agregó que así nació la Escuela de Gestión en Salud, con un equipo capitaneado por Roberto Mazal, apoyado por un grupo de una gran calidad tanto profesional como humana, como Eduardo Lamberghini, Myriam Balmaceda,  Luis López Torres, entre otros, refrendada por el Instituto Misioneros de Estudios Superiores (Imes).

“Con mucho esfuerzo, comenzaron a recorrer el camino de transmitir conocimientos, creando un espacio de discusión y debate, donde se pueden expresar todo tipos de pensamientos, en un marco de respeto y crecimiento profesional y personal”, sostuvo.

Barrera destacó que “los alumnos son todos los integrantes del equipo de salud, médicos, enfermeros, bioquímicos, contadores, odontólogos, administrativos, de toda la provincia, es decir involucra a todos los eslabones, bajo la premisa de la calidad en gestión, que gestión es resultado y resultado es inclusión y la inclusión es equidad para el ciudadano”.

Subrayó que “cuando regresé de mi formación como neurocirujano y me reinserte en el hospital, criticaba mucho determinadas decisiones y creía que podría hacerse de otra manera. Luego de haber pasado por la Escuela de Gestión en Salud, abrí mi mente al saber, al conocimiento y esto me permitió desarrollar mi actividad de una manera más inclusiva, tener mayor autocrítica y mejorar la calidad de la prestación”.

En ese sentido, recalcó a su vez la importancia de la formación de Recurso Humano, la cual “debe seguir siendo una política de Estado; se deben administrar los medios que sean necesarios para mantenerla en el tiempo, los resultados no son inmediatos, pero si permanentes. Nno existe una gran cosecha, si no hay sacrificio en la siembra”.

“La Escuela de Gestión en Salud, es única en el país, modelo a imitar, hoy hay alrededor de 350 egresados que ponen en práctica lo aprendido, dando así un gran salto de calidad en la gestión”, señaló.

Barrera insistió en que “nada bueno se consigue sin sacrificios, siempre existen profesionales que suelen cambiar la salud de los pueblos, con tozudez, perseverancia, sin bajar los brazos ante las adversidades, cambiando el hay que hacer por el estoy haciendo”.

Descargar Semanario Seis Páginas