Noticiasdel6.com Todas las noticias Shopping del 6 Seis Páginas Deportes en el 6 Radio Misiones Jorge Kurrle Jorge Kurrle

Dejando Huellas: la importancia del servicio de nutrición que brindan en Pediatría

Salud

En su habitual columna en C6Digital, el neurocirujano infantil, Mario Armando Barrera, habló de un grupo de personas que realiza un trabajo enorme como silencioso en el Hospital de Pediatría: el Servicio de Nutrición. “Cuando llegue al Hospital por el año 93, a media mañana y a media tarde, a los que trabajábamos en la sala se nos servía un refrigerio que consistía en un mate cocido acompañado de un sándwich de salchichón”, recordó.

Agregó que estaba organizado por Nutrición, un servicio unipersonal y como responsable, por aquel entonces de la licenciada Sonia Aragón, ayudada por la enfermera Blanca González, quien hoy es la encargada del Lactario.

“Por supuesto, esta prestación dentro del Hospital tan importante también debía crecer en el tiempo y hoy son alrededor de veinte personas que desarrollan distintas labores, con la licenciada Marianela Rocabert a cargo del Servicio. Muy atrás quedo la expresión es un niño gordito rebosante de salud. Nada más equivocado, se puede estar gordito y ser desnutrido”, recalcó.

Indicó que trabajan en forma multi e interdisciplinaria, con los demás servicios, como Nefrología, Fonoaudiología, Diabetes y Psicología. Dijo que la mayoría de las consultas son por sobrepeso y obesidad. “Se ocupan de la docencia para que niños y padres tengan hábitos saludables”, acentuó.

“Otra actividad que desarrollan, es la de suministrar las dietas a los pacientes internados, según indicación médica, adaptadas según la enfermedad y la necesidad de cada paciente y en algunas oportunidades ofrecen un “menú a la carta”, con tal que los niños se alimenten acelerando su recuperación”, detalló.

El profesional de la medicina, advirtió que todo lo que uno hace durante los primeros seis años de vida en el niño va a determinar su vida como adulto. “Hay que ocuparse y no preocuparse. Todo está interrelacionado. No se puede hablar solo de la dieta y no llevarlo a vacunar. Nada por separado es útil, también hay que hidratar bien a los chicos”, aseveró.

Destacó que “trabajan los 365 días del año, las 24 horas, con un promedio de 300 biberones de leche y 500 raciones de comidas diarias. Hace dos años, cuentan con un centro de Lactancia Materna, donde las madres que están amamantando y sus hijos por motivos de la enfermedad que los aqueja no pueden tomar la teta, extraen la leche y luego alimentan a sus bebes a través de una sonda, promoviendo así la Lactancia Materna”.

Por último, Barrera afirmó que “una buena dieta, variada y balanceada, acompañados del ejercicio, de la vacunación, del amor familiar, de los controles periódicos pediátricos del niño sano, nos volverán personas mejor preparadas para enfrentar enfermedades y todo esto, la educación, la prevención, el diagnóstico y la recuperación de una vida alimentaria sana se hace desde niños a través de este gran servicio del Hospital de Pediatría”.