Noticiasdel6.com Todas las noticias Shopping del 6 Seis Páginas Deportes en el 6 Radio Misiones Jorge Kurrle Jorge Kurrle

Dejando Huellas: el ejemplo de lucha y sacrificio del deporte adaptado

Posadas

En su visita a los estudios de C6Digital, el neurocirujano infantil, Mario Armando Barrera, comentó que durante el fin de semana compartió unas horas de televisión con mi hija Florencia. “Miramos un poco de los Juegos Paraparamericanos y nos admiramos con lo que para nosotros eran hazañas, pero que en realidad es el fruto de muchas horas de trabajo y sacrificio, el deporte adaptado, ha sacado a muchos deportistas con capacidades diferentes, de la depresión, del aislamiento y la soledad. El deporte les devolvió el sentido de la vida”, resaltó.

Agregó que “tenemos muchos ejemplos, en los que el deporte los alejo de la pobreza extrema, la violencia social, la delincuencia y las drogas. En algunos países donde llegar a la universidad es muy caro, las becas deportivas suelen ser la puerta de entrada”.

El profesional de la salud advirtió que “hablo de los atletas con capacidades diferentes, que no solo luchan para vencer su discapacidad, sino que pelean también para recibir el apoyo necesario para entrenar, viajar, participar en diferentes eventos y aun así no bajan los brazos. Ellos son luchadores, que continuamente están dando pelea, primero para superar ese evento que llamamos enfermedad, para luego enfrentarse una sociedad hostil que los considera diferentes. Pero que tienen el apoyo incondicional de su familia”.

Barrera aseguró que “las múltiples visitas a los especialistas y a medida que van creciendo, es un continuo proceso de adaptación, a la escuela, a la actividad física, a los compañeros. Todo depende solo de tu empeño, de tus fuerzas, siempre les digo que el techo de lo que pueden alcanzar en los primeros años de vida se lo pondrán los padres”.

Insistió en que “nada es fácil, para nadie es fácil, pero ellos luchan además contra la discriminación de los normales, contra la indiferencia de una sociedad que no les da el lugar y el respeto que se merecen”.

“Siento una profunda admiración por mis pacientes y sus familias, todos los días son los que me señalan el camino, me demuestran que debemos humanizar a los humanos”, concluyó.