SEGUINOS

CULTURA

Destacan lo valioso del material audiovisual misionero

Finalistas de “Video+ Arte 20” participaron de la charla “Procesos audiovisuales creativos en pandemia”, ocasión en el que se evaluó la experiencia reunida en un año de pandemia en el que a la parálisis inicial le sucedió un período de realizaciones.

Con el fin de exponer las experiencias de trabajo a partir de la convocatoria realizada por el Instituto de Artes Audiovisuales de Misiones (Iaavim), el miércoles 23 de diciembre se llevó a cabo un encuentro virtual denominado “Procesos audiovisuales creativos en pandemia”.

En la charla participaron representantes de los seis proyectos finalistas de la convocatoria “Video+Arte 20” que organizó el Iaavim y la Secretaría de Estado de Cultura de la Provincia, a partir de la iniciativa presentada por la Asociación de Productores Cinematográficos y Audiovisuales “Red de Realizadores de Misiones”.

El concurso se concretó en el marco del Plan de Contingencia para el Sector Audiovisual de la Provincia de Misiones a raíz de la emergencia epidemiológica y sanitaria por el Coronavirus y apuntó a la capacidad creativa de los audiovisualistas misioneros para el desarrollo de un proyecto original inspirado en una disciplina artística.

En el encuentro, que se dio a través de Facebook Live de Iaavim, participaron representantes de las producciones “Del museo al barrio”, de Francisco González; “Danza telepática”, de Malena Reynoso; “Giosefine”, de Luciana Bobadilla; “¿Cómo se siente estar vivos?”, de Germán Lorenzo Robert; “Pájaro rojo de las cataratas”, de Milagros Cabral Montejano; y “Circa 1996”, de Lucas Koziarski. La actividad estuvo moderada por el presidente del Iaavim, Mario Giménez y contó con la participación de la gerente de Fomento del Instituto, Marisa Hassan.

Al inicio de la charla se dio a conocer que los seis audiovisuales finalistas de “Video+Arte 20” fueron subidos a la página del Iaavim (www.iaavim.misiones.gob.ar), con acceso libre y gratuito para su visualización. “También serán incluidos en otros circuitos de proyección que vamos a poner en marcha durante el verano en distintos puntos de nuestra provincia”, destacó Giménez.

En la oportunidad también hizo hincapié en que desde el Instituto se llevó adelante esta convocatoria con el fin de “llevar adelante una acción que permita paliar, en cierta medida, una situación de emergencia que claramente estaba impactando fuerte en el sector audiovisual de nuestra provincia a raíz de la parálisis que estaban sufriendo a raíz del aislamiento todos los procesos productivos”, mencionó.

En otro momento de la charla, Giménez valoró la utilización de archivos audiovisuales que concretaron algunas de las producciones presentadas. “Es importante destacar la gran cantidad de archivos que hay en la provincia y la importancia de poder preservar ese material que para la posteridad tendrán un valor incalculable. Siempre es una tarea difícil de emprender por lo costoso en términos financieros y de tiempo. Es una cuestión interesante ver qué se puede hacer con todo ese bagaje cultural que está ahí guardado en distintos soportes”, mencionó.

Por su parte, Hassan destacó la iniciativa del equipo de trabajo del Instituto a partir de que “desde el minuto cero tuvimos esa mirada y preocupación de entender que la actividad estaba paralizada y buscar qué podíamos hacer desde el lugar en el que estábamos. Así fue que salió la primera instancia del Plan de Contingencia, luego llegó una nueva etapa con ‘Video+Arte’ donde ya nos animamos más y se pudo producir. Siempre entendiendo que eran incentivos y estímulos, pero también que se trataba de una ayuda que llegaba a la pequeña economía de cada uno de los trabajadores del sector audiovisual de Misiones y que en algo podía aliviar”, manifestó.

A su vez resaltó que “estamos finalizando el año con un futuro no muy certero respecto de saber lo que va a pasar a raíz de la pandemia, pero sí podemos decir que estos materiales que se hicieron en este contexto se van a mostrar y compartir con todo el público, lo que nos señala que el objetivo está cumplido. Esto es un cierre del círculo de producción a partir de que se podrá mostrar al público”, celebró.

Así también, la gerente de Fomento de Iaavim hizo un reconocimiento al trabajo de la Red de Realizadores de Misiones a partir de la importancia de la tarea que se encara desde sectores organizados tanto en asociaciones, organizaciones, colectivos para que las políticas y las acciones que se puedan generar, se puedan concretar.

“Todo un desafío”

Como primera representante de los proyectos presentados en tomar la palabra, Malena Reynoso, de “Danza telepática”, agradeció el acompañamiento tanto del Iaavim como las demás instituciones que colaboraron, además dio visibilidad a su ansiedad respecto de poder sacar a la luz su material audiovisual. “Este concurso nos ayudó un montón, nos empujó y alentó a pensar en otras posibilidades. Hace un año vine a vivir a Iguazú y fue un desafío porque  junto a mi compañero comenzamos a trabajar con gente de acá por primera vez. Poco antes de la llegada de la pandemia empezamos a reunirnos con un proyecto que estábamos buscando avanzar, entonces cuando llegó esta convocatoria pensamos en presentar esa idea, pero sin embargo cuando leímos las bases del concurso vimos que no era por ahí y que teníamos que tomar otros caminos”, relató. Así fue que debieron adaptarse a las bases de la convocatoria y adaptaron la idea al trabajo a distancia y encararlo con una artista de una disciplina determinada: la danza. “En este caso el aporte de los bailarines fue muy importante y clave para el proyecto. Otro desafío fue la técnica utilizada a partir de que los dos bailarines hicieron su performance cada uno desde su casa y en el video se los ve bailando juntos”, resaltó. “Se trató de una experiencia que nos posibilitó entender que puede haber muchas ideas que se pueden desarrollar con esta forma de trabajo, ver que hay nuevas formas de manejo de las herramientas técnicas a disposición de la narrativa”, añadió Reynoso.

A su turno, Juan Martín Treffinger del proyecto “Giosefine”, de Luciana Bobadilla, contó que el audiovisual presentado es una adaptación de una obra de teatro de Alejandro Scholler en un corto cinematográfico, lo que significó “todo un desafío”. Contó que el proyecto “se presentó bajo el incentivo de la necesidad filmar y de hacer lo que nos gusta, a pesar de lo que estaba ocurriendo, sin embargo cuando tuvimos que desarrollarlo nos encontramos con un montón de cosas nuevas como es el caso de un equipo técnico reducido, al igual que el equipamiento. Fue como volver al cine comunitario donde espalda con espalda, todo juntos, tirábamos para el mismo lado. Fue muy gratificante desde ese lado”, aseguró.

“En un principio planificamos una filmación divididos por áreas, donde nos cruzábamos muy poco, pero después cuando nos tocó filmar, el protocolo permitía que pudieran estar hasta seis personas y pudimos encararlo mejor”, valoró. “Al final del camino veo todo esto como una experiencia hermosa y también hay que saber que tal vez esto llegó para quedarse, entonces será necesario reestructurarnos y ver cómo vamos a trabajar de acá en adelante”, expresó Treffinger.

Material de archivo: el legado cultural

Milagros Cabral Montejano, representante de “Pájaro rojo de las cataratas”, también lo vivió con “un gran desafío en un momento signado por la pandemia y el distanciamiento social”. En su caso además de realizadora también es productora, “pasé de estar esperando o acompañando a los proyectos a pensar y escribir los propios. Ahora, en este contexto, puedo decir que es mucho más valorable la iniciativa que se generó en ese momento que fue muy creativo. Agradezco a mi compañero Rodrigo Bobadilla que estuvo en la música”, dijo. “En nuestro caso trabajamos mucho con material de archivo de Carolina y Cecilia Trondle, Agustina Romano, a partir de unos DVD de cuando ellas eran chicas, y con unas cartas que encontré a partir de empezar a revisar cosas que había en la casa de mis padres. En base a esas cartas que tenía bastante de poesía apunté a crear una ficción con distintos personajes en esta especie de duelo que vive la niña protagonista”, detalló. El montaje lo llevó adelante con Fernando Restelli, con un trabajo de base en silencio para después incorporar la música y el diseño sonoro. “Fue un ida y vuelta constante con el músico y como es mi primer corto fue un proceso de muchísimo aprendizaje”, apuntó. Asimismo dio cuenta que “la convocatoria de IAAviM, además de motivarnos para encarar una idea de trabajo fue terapéutica debido a que podíamos atravesar el arte y pensar en otras cosas en el marco de esta pandemia”, subrayó.

En el caso de “Del barrio al museo”, su representante Francisco González contó que fue un proyecto que encararon entre un grupo de amigos que generalmente están cada uno en otra clase de iniciativas “y al fin nos pudimos unir en producir este micro documental”, destacó. En este marco, contó que buscaron aprovechar el contexto de distanciamiento social por la pandemia y apostaron a la utilización de archivos. “En este caso abordamos una temática como la que sufren muchas familias de los barrios populares: la falta de viviendas. Una problemática que hay en muchas ciudades del país, la región y la provincia. También tuvimos en cuenta que en América Latina el problema del hábitat y las viviendas es una cuenta pendiente para nuestras sociedades”, aseguró. Para armar este proyecto tuvieron muchas reuniones virtuales con fin de desarrollarlo y darle forma, “realmente fue una instancia riquísima para todo el equipo”. Además se realizaron entrevistas en los asentamientos y barrios populares con el fin de rescatar testimonios que relatan de manera más precisa la problemática del hábitat.

“Tomar la posta para seguir generando”

En el caso de Germán Lorenzo Robert, quien representa a “¿Cómo se siente estar vivos?”, agradeció al Instituto por “la posibilidad de poder llevar adelante este tipo de producción” y precisó que el abordaje lo realizaron con material de archivo, utilizando el found footage (material de archivo encontrado) y con la participación del Dj Juanma Acardi como artista invitado. “Hizo un trabajo súper interesante en el montaje y la música. Lo que hicimos fue trabajar con un proceso de digitalización de material analógico, mezclamos archivos de VHS, los digitalizamos y a partir de ahí empezamos a trabajar. Hicimos una previsualización de eso y también de material en Súper 8, algunos de los procesos son de manera analógica y otros de manera digital”, explicó. Además dio cuenta que utilizaron material de archivo sensible que tiene que ver con los retratos o recuerdos familiares con el fin de construir una narrativa. “Son cuatro videos que fueron dirigidos por Federico Thomas, Aimará Scwietters y Alejandra Rodríguez. Quisimos hacer una crítica a la televisión muy venida desde el video arte y después terminó siendo algo más reflexivo sobre la familia y sobre lo que pasa con el registro del archivo familiar. En la primera parte, a partir del trabajo de montaje, Juanma Acardi creó una pieza musical para el primer video que luego sirvió como disparador de los siguientes videos.

Finalmente, el obereño Lucas Koziarski, quien presentó “Circa 1996” junto a Catalina Arruti, Deborah Zeniquel y Marcela Guillón, contó que realizaron un trabajo centralizado en el músico Gastón Nakazato con la idea de retomar una experiencia que el creador del disco “Naciente” vivió hace mucho tiempo, en los años 90’s, cuando le tocó caminar por la vera de la Ruta 14 desde Alem hasta Oberá con un changuito con tuppers. “Nos gustó la idea de poder recrear la situación y aprovechando esta modalidad de trabajar desde lo remoto, Gastón volvió a hacer el trayecto con una handycam grabándose todo ese recorrido en la Ruta registrando todo lo que le iba pasando. Además fuimos intercambiando con otras tomas que fueron ficcionadas. Estuvo muy interesante el proceso porque nos hizo muy felices poder jugar con distintos formatos y la posibilidad, en mi caso, de poder volver a usar la handycam que la tenía en mi casa desde hace muchos años”, relató. Al finalizar, Kozirski consideró importante “agradecer al IAAviM por haber posibilitado a muchas personas a filmar en un contexto en el que todos estábamos con incertidumbre. También es bueno que en este año difícil, de crisis, el Instituto tome la posta para seguir generando producciones a través de los planes de contingencia y los protocolos de filmación”, sostuvo.

Descargar Semanario Seis Páginas
-