SEGUINOS

Salud

Destacan que la vacuna de Oxford contra el coronavirus generó una “robusta respuesta inmune” en adultos mayores

La vacuna Covid-19 que está desarrollando AstraZeneca y la Universidad de Oxford produce una respuesta inmune similar tanto en adultos mayores como en adultos jóvenes, y las respuestas adversas fueron menores entre los ancianos, informó este lunes la farmacéutica británica en un comunicado.

Los ensayos clínicos de esa vacuna están en la fase 3, la última antes de conocer con exactitud si es segura y si permite proteger a la población de la enfermedad, tras lo cual necesitará el visto bueno de los reguladores antes de procederse a una vacunación masiva.

Antes del comunicado del laboratorio, el Financial Times informó que la vacuna ha mostrado una respuesta inmunológica sólida en personas mayores, el grupo de edad de mayor riesgo. La vacuna desencadena anticuerpos protectores y células T en grupos de edad avanzada, dijo el periódico, que basó su información con comentarios de dos personas familiarizadas con el proceso.

Los análisis de sangre realizados en un grupo de participantes mayores reflejan los datos publicados en julio que mostraron que la vacuna generó “respuestas inmunes robustas” en adultos sanos de 18 a 55 años, generando anticuerpos y las llamadas células T, cuyo principal propósito es identificar y matar patógenos invasores o células infectadas. Se cree que la inmunidad de las células T es esencial para la protección contra la infección por el virus y podría proporcionar una inmunidad a más largo plazo que los anticuerpos.

AstraZeneca dijo que era alentador ver que las respuestas inmunitarias eran similares entre los adultos mayores y los jóvenes. La empresa también afirmó que los resultados consolidaron aún más el cuerpo de evidencia de la seguridad y efectividad de su medicamento.

“La reactogenicidad —la propiedad de una vacuna de ser capaz de producir reacciones adversas comunes— fue menor en los adultos mayores, donde la gravedad de la enfermedad COVID-19 es mayor”, dijo a Reuters un portavoz de AstraZeneca. “Los resultados reúnen un conjunto de pruebas que demuestran la seguridad e inmunogenicidad del AZD1222”, dijo el portavoz.

Se espera que los detalles de los últimos hallazgos sean publicados pronto en una revista médica, indicó el Financial Times.

“Si tienen datos que muestran que la vacuna genera una buena inmunidad, medida en el laboratorio, en el grupo de más de 55 años, y que incluye una buena respuesta en gente que es mucho mayor, creo que es una señal prometedora”, señaló al diario Jonathan Ball, profesor de virología de la Universidad inglesa de Nottingham.

La edad es el principal factor de riesgo de la Covid-19 dado que el sistema inmunológico se debilita con el tiempo, por lo que este grupo es el que más necesitará protección contra el coronavirus.

AstraZeneca ha trabajado con investigadores de la Universidad de Oxford para lograr una vacuna y es considerada una empresa pionera a nivel mundial en la carrera para producir una.

En agosto, la Unión Europea (UE) cerró con AstraZeneca un primer contrato que le garantiza acceso a 300 millones de dosis, pacto que se rubricó en nombre de los Estados miembros y las dosis se distribuirán en función de la población de cada país.

Además del contrato de la UE con AstraZeneca, los Gobiernos de Argentina y México, así como la fundación mexicana Slim, llegaron a un acuerdo con la farmacéutica y Oxford para fabricar la vacuna destinada a sus países y distribuirla después al resto de América Latina, excepto Brasil.

Además del Reino Unido, las pruebas clínicas se han desarrollado en Estados Unidos, Brasil y Sudáfrica.

Los ensayos no han estado exentos de problemas. En septiembre, las pruebas se reanudaron tras ser interrumpidas por un breve periodo de tiempo por la reacción adversa sufrida por un voluntario. Además, recientemente falleció en Brasil un voluntario, un caso del que no se dieron mayores detalles, pero que, según los medios, esta persona habría recibido un placebo y no la vacuna.

El secretario de Salud británico, Matt Hancock, dijo que una vacuna aún no estaba lista, pero que estaba preparando la logística para una posible implementación. Agregó que esperaba que esto sucediera en la primera mitad de 2021.

Las acciones de AstraZeneca subieron alrededor de un 1% en las primeras operaciones del lunes, desafiando un día a la baja para los mercados.

Fuente: Infobae.

Descargar Semanario Seis Páginas
-