SEGUINOS

ECONOMIA

Dicen que empresas misioneras radicadas en Corrientes ahora querrán instalarse en la provincia para obtener beneficios fiscales

El presidente de la Confederación Económica de Misiones, Alejandro Haene, sostuvo con la creación de una zona aduanera especial, a partir de la aprobación de la ley en el Congreso -entre sus principales puntos- para la provincia marcará “un antes y un después”. Para la conformación de la Corporación para el Desarrollo Estratégico para el Polo Misiones la entidad propuso que sea integrado por ocho representantes, cuatro por Nación, dos por la Provincia y los dos restantes por la CEM.

“La idea que estamos manejando es que, como (sucede) en el Inym, las decisiones tienen que ser unánime. Es la única manera que vemos de lograr empatía entre las partes. La Nación tiene que apoyar porque son fondos nacionales pero entiendo que si somos cautos, si sabemos jugar bien las fichas y si demostramos con creces, esto marca un antes y un después”, afirmó.

Según comparó, se trata de un cuestión solo equiparable con la ley de Provincialización de Misiones. Y fundamentó en que el Polo Misiones abre “todo un cúmulo de posibilidades para dotar a las empresas de herramientas que hasta el momento nunca pudieron gozar”.

Haene manifestó, además, que toda la información de la Corporación se la tiene que pasar a la Afip. “Que no nos vengan a aparecer ahora algunas empresas que hasta hoy figuran en Corrientes y ahora quieren tener domicilio en Misiones”, observó.

Para el titular de la CEM, las empresas tienen que tener antigüedad. “Segundo, no tenemos que ser golosos sino cautos y medidos. De alguna manera la Nación tiene el costo del impacto fiscal”, expresó.

También destacó que la concreción del beneficio para la provincia es el resultado de varios pasos que se fueron dando con representantes políticos. “Además, hubo una rapidez para entender de los asesores (del presidente de la Cámara de Diputados de la Nación, Sergio) Massa cuando consultaron el día anterior al viernes que se habían dado cuenta que controlar, cómo hacían para saber si un producto o una mercadería que llegaba a Posadas era entregada acá o no, con Posadas que tiene tres o cuatro caminos de ingreso y salida, lo mismo San Vicente, que tiene cinco. Iba a ser inviable el control”, puntualizó.

En tal sentido, indicó que los controles de Rentas (ATM) en el puesto Centinela, en El Arco y el Chimiray pueden servir de bocas de control para cuando bienes y servicios lleguen a Misiones.

En tanto, acerca de la fecha límite para la incorporación de empresas misioneras a partir de la aprobación del dictamen para que no se agreguen algunas que habían cambiado domicilio fiscal a Corrientes, Haene afirmó que “muchas veces fuimos la mosca blanca y ahora nos tocó el turno pero hasta que el Senado no diga que es ley tenemos que estar en oración permanente”.

Recordó que en la Comisión de Presupuesto de Diputados la votación para el Polo Misiones se logró con 26 votos a favor contra 23. “En la Cámara Baja los votos están muy parejos”, subrayó.

“Los vecinos tienen que entendernos. No por casualidad la Provincia, en una de las tantas reuniones con el presidente Alberto Fernández y ministros, le hicieron un esquema de a Misiones le estarían debiendo por disparidad en el cobro de la Coparticipación Federal y otras cuestiones alrededor de 152 mil millones de pesos”, aseveró el empresario. Quien consideró que es el momento de que se otorgue la medida de la zona aduanera especial.

Por otra parte, mencionó que hay una serie de puntos como exigencia para las empresas que ya están escritos, como reinvertir el 50 por ciento de las utilidades en la provincia durante los primeros cinco años.

Descargar Semanario Seis Páginas
-