SEGUINOS

Justicia

Dictaron la prisión preventiva a los dos acusados de haber asaltado y prendido fuego al albañil en el barrio Aeroclub

El juez de Instrucción Seis de Posadas, Ricardo Balor, le dictó la prisión preventiva a los dos sospechosos detenidos por el brutal asalto ocurrido el pasado domingo 23 de agosto en el barrio Aeroclub de Posadas, hecho en el que a un albañil le prendieron fuego para robarle dinero y algunas pocas pertenencias de su residencia.

El magistrado consideró que había elementos suficientes para considerar que con los imputados en la calle hay riesgo de fuga o de entorpecimiento de la investigación, por eso dictó la medida de mantenerlos tras las rejas.

Mientras, la víctima aún se recupera. Carlos Batista (58) sufrió quemaduras en 55 por ciento del cuerpo. Sobrevivió de milagro y en su recuperación fue clave el trabajo del personal del hospital Ramón Madariaga.

Uno de los dos imputados es un muchacho de 18 años, vecino del trabajador atacado. Se cree que fue quien ideó el golpe. Precisamente en la casa del tío del joven, en el barrio Los Lapachitos, encontraron una garrafa, un equipo de música y un par de zapatillas pertenecientes a Batista.

Para llegar a los sospechosos fue clave el relato de dos testigos: un comerciante del barrio y un adolescente que había estado reunido con el albañil horas antes del ataque. El primero contó que el día del hecho Batista había estado consumiendo bebidas alcohólicas con tres jóvenes.

El jovencito de 16 años, a su turno, ratificó que él había estado con la víctima y que en determinado momento había llegado Ulises (el sospechoso de 18 años) y otro muchacho al que no conocía. Dijo que los cuatro compartieron tragos hasta que el comerciante se negó a venderles más bebidas. Entonces, Batista se dirigió hacia su casa y los demás marcharon hacia otro kiosco para seguir bebiendo. Y allí viene el dato clave: en el camino, Ulises habría manifestado a los demás volver más tarde a la casa del albañil para asaltarlo.

Al día siguiente, el adolescente se enteró del brutal asalto que había sufrido Batista y de inmediato supo quiénes eran los sospechosos. Así se lo hizo saber horas después a la Policía.

Descargar Semanario Seis PáginasDescargar Semanario Seis Páginas


-