SEGUINOS

Justicia

Diez años después, el crimen de Carballito sigue impune y la familia sostiene que se trató de un asesinato político-mafioso

El 26 de octubre último se cumplieron diez años del asesinato de Héctor Carballo (56), “Carballito”, conductor radial polémico y ex intendente de San Vicente. Su hija, Clelia Carballo, recordó que el caso sigue impune y ratificó su disconformidad con la investigación del crimen.

“La verdad que ha pasado una década del día en que mi padre fue interceptado por una persona que terminó con su vida. Pasamos todo un trayecto de reclamos de justicia, donde mucho deja de desear la investigación. Todo quedó en la nada. Como ciudadanos, tenemos que seguir con asesinos sueltos y un caso emblemático impune en la provincia”, reflexionó ante Crimen y Justicia, el programa de temas policiales y judiciales que se emite por Canal 6 Digital.

“De parte de la Justicia no hubo novedades tras el sobreseimiento del único sospechoso, que nosotros apelamos en su momento. Nos quedamos con una causa en fojas cero”, contó.

Clelia añadió: “Pedimos que se incorporen denuncias de amenazas que mi papá había recibido antes del crimen. Solicitamos testimoniales de más personas. Pero como no existía entonces la figura del querellante, todo fue más difícil, cuesta arriba. Mucho tiempo no hubo juez a cargo en San Vicente, subrogaban un juez penal de Oberá u otro civil”.

La hija de Carballito recordó que “una torpeza policial a la hora del procedimiento fue la que terminó con la falta de mérito primero y luego con el sobreseimiento del sospechoso. Es decir, lo desligaron por eso y no porque se probara a fondo que fuera inocente”.

“Al ser mi padre una figura tan pública, comunicador social, ex intendente y en ese momento precandidato a jefe comunal, creemos en la intencionalidad política detrás del asesinato. Creo que apuntaron contra él porque era un denunciante permanente de actos de corrupción en la zona. Era una persona que investigaba a las mafias existentes. No se descarta entonces que haya sido un crimen político y mafioso”, consideró.

“Si no lo asesinaban, iba a ser nuevamente intendente de San Vicente. No sé quiénes fueron los autores materiales, pero sospecho de esa motivación”, completó.

“Creo que, transcurrido un tiempo importante, y luego de haber hecho todo a nuestro alcance, como presentaciones judiciales y marchas en reclamo de justicia, no es la Justicia del hombre la que va a esclarecer el Caso Carballo. Esto se resolverá en otro plano. Los responsables caerán por el peso de su propia conciencia. Tengo fe en otro tipo de Justicia”, sostuvo.

Clelia finalmente evocó a su papá como “una persona alegre, que se expresaba adentro de casa como lo hacía afuera. Era de decir las cosas, pero también alguien con mucha sensibilidad. Y lo recuerdo así, sincero en todas sus expresiones”.

Descargar Semanario Seis Páginas
-