SEGUINOS

NACIONALES

Diputados aprobaron por unanimidad el proyecto sobre donación de plasma

La Cámara de Diputados aprobó por unanimidad el proyecto consensuado que impulsa la creación de una Campaña Nacional para la Donación de Plasma Sanguíneo de pacientes recuperados de coronavirus de todo el país. La iniciativa fue sancionada por 229 votos a favor y remitida al Senado.

El debate se inició minutos antes de la medianoche tras la sanción de Economía del Conocimiento y la ley de teletrabajo.

La iniciativa impulsada por el presidente del bloque del Frente de Todos, Máximo Kirchner; su par del PRO, Cristian Ritondo, y el titular del Interbloque Federal, Eduardo Bucca, recoge iniciativas de otras bancadas, como la de la radical Josefina Mendoza.

Al exponer en el recinto, el presidente de la comisión de Salud, Pablo Yedlin (Frente de Todos), aseguró que se necesita hacer una campaña de donación de plasma de enfermos recuperados de coronavirus, ya que “de los 14 mil que tuvieron esa enfermedad lo hicieron solo 150”.

“Esta enfermedad la estamos viendo en todo el mundo y en la Argentina, con distintas intensidades. La única manera para que salgamos adelante, con el menor dolor posible, es que trabajemos entre todos solidariamente”, amplió.

Dijo que “hasta ahora hay muchas dudas cuando es la manera de tratar a los pacientes” de la Covid-19, y sostuvo que como “una de las alternativas” es la donación de plasma “necesitamos que los recuperados puedan donar plasmas”.

La vicepresidenta de la comisión, Carmen Polledo (PRO-Juntos por el Cambio), dijo que “la donación de plasma se trata de una función terapéutica” y que “se busca armar una norma para tener la mayor cantidad posible”.

“En Argentina hay 13.000 personas recuperadas y sin embargo la cantidad de sangre donada es baja; por eso es bueno lo que propone el proyecto: Que se difunda ampliamente esto y que se extienda por dos años”, agregó.

Por el radicalismo, Mendoza, dijo que “lo que se busca es la toma de conciencia sobre la relevancia sanitaria que tiene este tema”.

El texto obtuvo dictamen favorable ayer en la comisión de Acción Social y Salud Pública, con un amplio consenso sólo alterado por la negativa de la Coalición Cívica, que expresó cuestionamientos “a la forma” en que se trató el proyecto.

El proyecto que se debate en el marco de la tercera sesión telemática del cuerpo establece además una licencia especial para los y las donantes bajo relación de dependencia de dos días por cada donación de plasma que realicen.

En el mismo sentido, se los reconoce como “Ciudadanos/as solidarios/as destacados/as de la República Argentina”.

El proyecto también procura garantizar el traslado de aquellos pacientes recuperados de Covid-19, aptos para ser donantes de plasma y que no tengan los medios para realizarlo.

En tanto, durante la sesión el diputado del Frente de Todos Federico Fargosi, que hoy se constituyó en el segundo legislador del cuerpo con coronavirus, participó en el debate remoto y anunció que donará plasma.

En su cierre, el titular del bloque PRO, Cristian Ritondo aseguró: “Acompaño este proyecto porque creía y entiendo que es un mensaje de la dirigencia política hacia la sociedad, espero que sea el puntapié para comenzar a construir políticas de Estado”.

“Ojalá este sea el inicio de un camino y no solo un paréntesis, de poder sentarnos en la mesa debatir y encontrar una solución en conjunto”, completo.

Por parte, Máximo Kirchner en el discurso previo a la votación recordó que el proyecto fue impulsado tras el positivo de coronavirus del intendente de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde y su exitoso tratamiento con plasma.

“Creo que para los que somos peronistas aquella frase que solo el pueblo salvara al pueblo tiene mucho que ver”, dijo sobre la importancia de la donación y aclaró que “hay que entender que no es una vacuna, es un tratamiento que a veces sirve y otras no”.

Sobre el final, defendió el aislamiento obligatorio y recordó que si antes se hablaba sobre elegir ente la economía y la salud, hoy es diferente: “Ahora hay que elegir entre la vida o la muerte, porque la economía actúa igual en escenarios con o sin cuarentena”.

“Vamos a tener que pensar muy bien. Tenemos que tratar esto con mucha madurez y prudencia”. “Lo que viene es muy difícil para la Argentina y para el mundo”, cerró.

Este plasma, llamado “plasma de convaleciente”, se trasfunde a un paciente enfermo que lucha contra el coronavirus y “proporciona un impulso al sistema inmunitario del paciente enfermo y puede ayudar a acelerar el proceso de recuperación”, explicaron desde el Cemic en un folleto distribuido con la intención de promover la donación.

Al respecto, el pasado 18 de abril, el Ministerio de Salud de la Nación anunció “la puesta en marcha del Plan estratégico para regular el uso de plasma de pacientes recuperados de Covid-19 con fines terapéuticos, un ensayo clínico experimental que procura obtener un medicamento a partir del plasma sanguíneo de personas que hayan enfermado de Covid-19 y ya estén recuperadas”.

El plasma lo produce “nuestro sistema inmune ante cada infección con patógenos y en otro tipo de agresiones, como un cáncer, por ejemplo. En este caso nos interesan los anticuerpos que atacan al coronavirus. Y como es nuevo y no tenemos aún vacuna, los va a generar nuestro sistema inmune al enfermarnos”, explicó Laura Bover, una científica argentina que trabajó, junto a un grupo de pares, en la confección de uno de los protocolos para la aplicación de esta técnica presentado a las autoridades del Ministerio de Salud de la Nación.

Por su parte, Alejandra Vellicce, jefa del Departamento de Hemoterapia del Hospital de Clínicas, explicó a Télam que “los anticuerpos son defensas naturales del organismo, la primera línea de combate contra la enfermedad. Una vez que la persona se recupera, esos anticuerpos quedan en el organismo, más precisamente en el plasma, la parte líquida de la sangre”.

Fuente: Ámbito.

Descargar Semanario Seis PáginasDescargar Semanario Seis Páginas


-