SEGUINOS

PROVINCIALES

Ecología descarta contaminación en mortandad de bogas en arroyo Urugua í

Desde el Ministerio de Ecología informaron que los peces muertos aparecieron en la madrugada del domingo 3 de marzo último “ya presentaban olor a podrido, siendo que día anterior el arroyo estaba limpio”. Asimismo, menciona que se habían producido lluvias abundantes en la zona, aguas arriba del lugar y que el arroyo había crecido. Por tratarse de peces de una sola especie, se descarta la posibilidad del efecto de agrotóxicos, ya que la presencia de los mismos hubiese afectado también a otras especies (mojarras, bagres, chanchitas, etc.).

Desestiman que la mortandad de peces en el arroyo Urugua í fuera provocada por agroquímicos

Comunicado

Inmediatamente de tomado conocimiento de los hechos, personal del cuerpo de guardaparques pertenecientes al Parque Provincial Uruguaí, intervino a fin de verificar las publicaciones, procediendo a recorrer la zona tanto por tierra como por agua, en un tramo de aproximadamente 7 kilómetros.

En la recorrida se pudieron observar en forma puntual la presencia de unos 200 ejemplares de peces muertos, por lo que se procedió a tomar muestras de agua y de peces para la investigación de la causa probable de la muerte de los mismos. Se mantuvo dicho monitoreo durante siete días posteriores al hecho, es decir desde el día lunes de carnaval (4 de marzo) hasta el 10 de marzo inclusive, no advirtiéndose nuevos eventos de peces muertos. Dicho informe también revela la bajante pronunciada en días previos al hecho.

Todos los peces muertos pertenecían a una sola especie, Leporinus Octofasciatus (boguita), por lo que se concluyó que se trataba de un cardumen de dicha especie.

El informe de la Dirección General de Alerta Temprana señala que en dicha zona las temperaturas variaron de manera fuera de regla entre los días 27/2 y 3/3, yendo desde los 15,3° de mínima, hasta los 36,9° de máxima en el mismo día (sábado 2/3), agregando un factor ambiental de estrés para los peces.

La muestra de peces fue derivada a la Estación de Piscicultura, Parque Ecológico El Puma, en Candelaria, Misiones, donde se realizó un estudio macro y microscópico del pescado muerto, sin que se hayan observado alteraciones que indiquen el motivo de la muerte de los ejemplares.

Una muestra de agua fue derivada al Laboratorio de Plancton y Bentos de la F.C.E.Q. y Naturales de la UNaM, donde se determinó la calidad y cantidad de algas existentes en la muestra de agua obtenida. Del estudio surge que la densidad de fitoplancton registrada es indicadora de un ambiente eutrófico, por lo que podría considerarse la posibilidad de una importante disminución de oxígeno disuelto en el agua, dado las altas temperaturas registradas en la zona.

Otra muestra de agua fue derivada al Laboratorio Central de Aguas de Corrientes S.A., donde no se detectó la presencia de toxinas disueltas.

El Equipo técnico, conformado por Dirección de Recursos Vitales, y Estación de Piscicultura del Parque El Puma, de la Subsecretaría de Ecología y Desarrollo Sustentable, concluye que:

Por tratarse de peces de una sola especie, se descarta la posibilidad del efecto de agrotóxicos, ya que la presencia de los mismos hubiese afectado también a otras especies (mojarras, bagres, chanchitas, etc.).

2. Los estudios de calidad de agua arrojaron parámetros normales por lo cual se descarta contaminación. Sí se detectó una elevada concentración de algas, indican ser la posible causa de muerte de los peces por la depresión brusca de oxígeno disuelto en el agua, lo que junto al ascenso de temperatura registrado, afectó a una parte de un cardumen de “boguitas” (200 ejemplares aproximadamente), dado que normalmente un cardumen de éstas especies posee varios miles de individuos.

3. La zona afectada pertenece al Parque Provincial Urugua-í, es una de las más preservadas de la provincia, con su alta y media cuenca fuertemente protegida, y si bien existen en la zona, plantaciones que pertenecen a la especie de pinus, los mismos se encuentran en su estadío adulto, período en el cual no se realiza aplicación de agrotóxicos ni otro químico que pudiera ser motivo de contaminación de las aguas y de la mortandad de los peces.

4. Probablemente este cardumen se encontraba en un pozo aislado del arroyo y con alto grado de eutrofización en el agua, con la disminución del oxígeno, y con bruscos aumentos de temperatura por el clima reinante. Con las lluvias, la crecida del arroyo produjo la inundación del pozo, produciendo la evacuación de los peces hacia el cauce, alguno de los cuales ya estaban muertos. Cabe destacar que al momento de la detección de los peces muertos, estos ya estaban en estado de descomposición, siendo que el día anterior no se habían observado peces muertos en la zona.

5. Este es un fenómeno cíclico y que ocurre prácticamente todos los años en esta época, siendo muy difícil o imposible evitar este fenómeno que es considerado natural.

Descargar Semanario Seis Páginas