SEGUINOS

POSADAS

Educación en cuarentena: el vínculo que establece Pequeño Hogar con sus alumnos

El instituto Pequeño Hogar mantiene una comunicación fluida con las familias para trabajar en la contención, además de enviar actividades para incentivar el desarrollo de nuevas habilidades en sus alumnos. “Sin vínculo no hay aprendizaje”, manifestó el director, Walter Ruiz Diaz.

En medio del parate por la pandemia de Covid-19 la educación de Misiones avanzó casi sin inconvenientes desde la virtualidad. Sin embargo, no es tan sencillo para todos. “Nosotros terminamos las actividades en diciembre y durante el periodo de vacaciones el alumno, a veces, va perdiendo lo adquirido. En la discapacidad existe esta realidad”, contó el educador.

“Las estadísticas no difieren mucho del trabajo que hacemos con el Instituto. Como a todos esto nos afectó verdaderamente, pero estamos saliendo adelante”, dijo. La clave es establecer una comunicación fluida con las familias, que acompañan al Hogar desde su construcción.

El director comentó que la comunicación aumentó y mejoró gracias a la tecnología. “Una de las herramientas más utilizadas es el celular y ha sido importante para nosotros”.

“Apenas se produjo el receso escolar por la Emergencia Sanitaria, hicimos la primera reunión virtual entre el equipo de trabajo para definir las líneas de acción a seguir”, explicó.

En ese marco, la primera medida fue mantener el contacto con los alumnos y sus familias. “Sin vínculo no hay aprendizaje, sobre todo en esta dualidad que es la discapacidad”, consideró. Por otra parte, el equipo trabaja “haciendoles llegar material de forma escrita o impresa para poder continuar”.

Aunque la pandemia interrumpió la relación que se establece entre docentes y familias, Diaz señaló que su objetivo es la contención: “a todos nos afecta la incertidumbre”.

Descargar Semanario Seis PáginasDescargar Semanario Seis Páginas


-